Emprendimiento, Sin categoría

La calidad antes que la cantidad…¿Porqué le dije adiós al Servicio de “Coordinación de un Día”?

pexels-photo-313707.jpeg

   Después de un momento muy duro haciendo mi cierre de año 2017, donde rebasé todas mis expectativas realizando 32 bodas al año, revisar mis números y terminar física y mentalmente destruida tomé una decisión que de alguna forma sé que cambiará el rumbo de mi negocio.

    Decidí que 2018 tenía que ser diferente, por mi salud, mi equilibrio mental y en mi beneficio y el de mi negocio. Decidí que sólo haría 16 bodas al año (de las cuales ya tenemos 13 contratadas) y que eliminaría de mi catálogo de servicios la tan “afamada” y pésimamente valorada y nombrada “Coordinación del día”.

    Te quiero compartir mis razones, seas wedding planner o te dediques a otro giro, seguro que como emprendedor comenzaste a ofrecer ciertos servicios o productos que no disfrutas del todo, que ni siquiera reflejan el valor que puede aportar tu marca o que simplemente no está generando las utilidades esperadas.

   Tal vez así como yo, en su momento, decidiste ofrecer ese producto o servicio como “oportunidad” para captar clientes, pero a partir de la experiencia, talvez te des cuenta que esos clientes ni siquiera son los clientes que sean parte de tu mercado meta y que tampoco es un producto o servicio que identifique a la marca, esto fue lo que me ocurrió.

  Aquí te daré mis razones por las que este año hice un cambio en mi estrategia de negocio y eliminé el servicio de “Coordinación de un día”

1. Está mal nombrada, no es un servicio de un día por lo menos se le trabaja un mes, más las horas del evento.

2. Es el servicio más riesgoso, literal te contratan para “rescatar” la boda o el evento de un “montón” de malas decisiones logísticas y de proveedores, y por ende no lo disfruto, me agobia realizar este servicio, porque siento que algún proveedor o varios no van a dar el servicio que a mi me gustaría ofrecerles a los clientes.

3.  Te pone en desventaja como organizador: No conoces a la mayoría de los proveedores, y no estás al tanto de muchas de las negociaciones que se llevaron a cabo con los clientes, lo que te pone en desventaja y es un “estira y afloje” entre el ” el me dijo…o quedé con los novios que…”

4. Tu contratación es el pretexto perfecto para exigir que TODO salga maravilloso, pero al no conocer a los proveedores, ni la calidad con la que trabajan trabajarás bajo una presión mucho más grande que en cualquier otro evento. Aqui mi consejo, si accedes a seguir haciendo “coordinaciones de un día” ¡cóbralas muy bien! Porque el riesgo que corre tu marca es ENORME.

5. No es el tipo de experiencia por la que la gente identifica la marca: Los clientes llegan a la oficina mostrándome fotos de bodas anteriores, y las fotos que me muestran son fotos de bodas donde realicé todo el proceso de planeación, donde le dediqué entre 8, 10 y 12 meses para que todo quedará como los novios lo imaginaron o mejor. Sería deshonesto de mi parte aceptar que puedo dar el mismo resultado si le dedico 1 mes a un evento, cuando a esos eventos, por los que me están contratando le dediqué por lo menos 250 horas de trabajo.

  En fin por estas razones, definitivamente saco de mi servicio “La coordinación de un día”, creo que toda empresa puede llegar a tener servicios o productos en su catálogo que en cierto momento le “funcionaron”, a mi en lo personal, las bodas con “coordinación de un día” me permitieron conocer más proveedores, unos buenos, otros muy malos y me hicieron crecer mucho en cuanto a “calar mi hígado” (hice unos corajes tremendos al ver el “montón” de atrocidades que se cometen con servicios poco profesionales) y también me ayudó a elevar mi capacidad de respuesta para resolver problemas, porque siempre hay,  pero que después de 10 años, llegué a la conclusión que este tipo de eventos en mi negocio, no generan la experiencia que representa a la marca.

    Es importante que como emprendedor te tomes el tiempo de recapacitar, ver toda la perspectiva de tu negocio, plantear tus metas y ver qué caminos te llevarán a tu meta de manera más acertada, con esto sólo quiero compartirte, que como emprendedores todos tenemos perspectivas diferentes y motivaciones distintas, pero lo importante es que tu mensaje y lo que quieres lograr sea congruente con tus acciones, eso hará que tu camino hacia la meta sea más sencillo.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.