Emprendimiento, Sin categoría

La magia detrás de la fotografía de bodas.

Por alguna extraña razón…talvez no tan extraña tengo la percepción de que la gente cree que todos los servicios relacionados con las bodas, son servicios o “tareas fáciles” y que no están del todo “bien valorados” desde el servicio de wedding planner, dj, el videógrafo y fotografía de bodas, no se queda atrás. Como ya lo he comentado en otras entradas al blog, vivimos en una era donde absolutamente todos los trabajos, servicios y/u oficios están extremadamente competidos, muchos de estos oficios que tanto amamos los que llevamos años viviendo de ellos, se han prostituido de forma atroz, lo que muchos sienten que es una gran desventaja, pero donde que otros han sabido cómo “darle la vuelta” a esta situación logrando posicionarse apesar de la competencia desleal y la prostitución de los oficios.

Hoy te quiero compartir mi experiencia como wedding planner y lo que veo detrás del gran trabajo de los verdaderos profesionales de la fotografía de bodas, que lejos está de ser una tarea sencilla.

Es real la magia de la que te hablo y que hay detrás de las bodas, es un gran reto, porque no estás haciendo una fotografía de un producto en donde encuentres el mejor ángulo y el efecto de luz, no es moda, no son modelos haciendo poses “sexies”, en una boda los fotógrafos trabajan con emociones, que se viven a flor de piel, en donde hay un ambiente que constantemente cambia. Lo que he llegado a observar de los mejores fotógrafos y videógrafos que hacen es, no estorbar y dedicarse a observar y captar cada una de esas miles de emociones que vive la novia, el novio y la familia el día de la boda.

Cuando el trabajo está bien realizado, después de pasar horas parados (cargando pesos inimaginables por la cantidad de lentes y equipo que llevan en sus mochilas) observando y plasmando en cada “click” cada uno de esos momentos épicos para la novia, el novio y su familia , la magia ocurre…cuando ves las fotografías cada una de ellas te hará revivir cada momento, los sentimientos y la emoción quedan plasmados.

La semana pasada tuve la oportunidad de hacer realidad una de mis grandes ilusiones en mi carrera profesional, tuve la fortuna de trabajar con Erick Pozos a quien ya tenia el gusto de conocer personalmente y de cuyo trabajo me considero una gran fan, porque sin conocerlo, sus fotografías lograban decirme muchas cosas de los sentimientos, del momento y de la emoción que se vivió en ese evento.

He trabajado con muchos fotógrafos a lo largo de mi carrera profesional y sin lugar a dudas, Erick hace la diferencia, no sólo su calidad humana es increíble (literal, se toma el tiempo de sacar fotos con el teléfono de los invitados si se lo piden), está siempre atento, dispuesto, al pendiente de los momentos y tiene un “ojo” para captar momentos emotivos como nadie.

Esta semana recibí en mi correo una muestra del trabajo de Erick de la boda del sábado anterior y entonces ocurrió la magia, las fotos de Erick me hicieron revivir la boda, pero no sólo eso, me hicieron reconectarme con mi pasión por hacer bodas y eventos, me hicieron mirar atrás y recordar el largo camino que he recorrido y hasta donde he llegado, no pude evitar llorar, me llenó de emociones entre las que estaban, felicidad, melancolía, orgullo, pasión por mi trabajo, entre otras ¡es esa la magia! que hay detrás de un buen trabajo de un fotógrafo de bodas, cada una de las fotos lleva plasmada una cantidad de emociones, es como si las fotos te hablaran de manera emotiva de ese preciso momento.

Gracias Erick por tu maravilloso trabajo, por tu profesionalismo y por hacer la diferencia, hoy me queda más claro porqué has logrado llegar hasta donde has llegado. Si tú eres fotógrafo de bodas y quieres llegar a ser grande, no quiero desaprovechar esta oportunidad para compartirte algunos tips:

1. Deja que tu trabajo hable de ti.

2. Olvídate de ser “divo” hoy en día la gente busca conexión, ser “divo” dejó de ser “cool” hace mucho tiempo.

3. Profesionalismo y disciplina ante todo: llega a tiempo, haz tu trabajo y da lo mejor de ti siempre.

4. Eres parte de un equipo, las bodas son un equipo, no es el mundo girando alrededor de ti.

5. No más poses…mientras más naturales las fotos, más cautivan.

6. Aprende de los grandes y admira su trabajo.

Por último gracias a todos aquellos fotógrafos que están comprometidos y hacen un gran trabajo, gracias por contar esas historias llenas de alegría, pasión y sentimientos encontrados en cada una de sus fotos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.