Sin categoría

¿Cuánta vida te está costando tu sueño?

Esta semana la industria de las bodas y los eventos, recibió una noticia que nos cimbró, nos enfrentó a nuestra realidad y sí, nos hizo recordar, que efectivamente trabajamos en una de las profesiones más estresantes del mundo.

La noticia nos quebró, nos rompió el corazón y nos hizo ver que no somos invencibles, mucho menos somos “hadas madrinas” o “super héroes”, tenemos límites, somos humanos y aunque tengamos millones de sueños por cumplir, nuestra lucha con la perfección, el profesionalismo y la entrega nos puede costar la vida.

Perdimos a un colega, que aunque no tuve el gusto de convivir mucho con el, sí tuve la increíble oportunidad de conocerlo en el evento “Cásate con Puebla” el año pasado. José Raúl Jimeno hoy nos da una gran lección y no puedo no escribir sobre él y agradecerle.

Agradecerle que con su ejemplo, nos enseñó que tenemos un punto de quiebre, no importa la edad, la convicción, la pasión y las ganas que tengamos de alcanzar nuestros sueños, somos humanos y tenemos un límite. Jose Raúl era un “chavo”, así como muchos de nosotros, comprometido con su trabajo, profesional incansable, que estaba dispuesto a darlo todo con tal de dejar huella a través de su trabajo. ¡Gracias Jose Raúl por tu profesionalismo, por tu entrega, por tu pasión! hoy nos enseñas, que tenemos un límite, que primero debe estar nuestra salud, que la gastritis no es cualquier cosa, aunque todos en este medio la padecemos, que tenemos una familia, pareja e hijos a quién responder, y no sólo clientes.

Jose Raúl, nos deja una gran lección, primero estamos nosotros y sí, hay que valorar el trabajo, pero valorar el trabajo bien pagado, muchos de nosotros hemos trabajado en uno o varios eventos por “amor al arte”, pero debe de ser un negocio, un negocio que no se lleve “entre las patas” nuestra salud, porque la vida, ya nadie te la paga. Debemos de entender que más vale decir “¡No Puedo!” porque reconocemos nuestros límites, que seguir trabajando sin comer, sin dormir y con una carga de estrés impresionante por la cantidad de variables que manejamos en cada evento.

¡Gracias Jose Raúl! porque con tu vida, nos enseñaste que todos somos vulnerables, y que es momento de que digamos ¡Alto! a los clientes que creen que trabajas para ellos 24/7, a los trabajos mal pagados y que ante pongamos nuestra salud y nuestra familia antes que otra cosa, porque la vida, la vida no se recupera, pero los clientes y las ventas sí se pueden recuperar.

Nos enseñaste que somos una industria que se junta en las buenas para organizar increíbles fiestas, pero también en las malas, que somos capaces de apoyarnos y mucho cuando alguien lo necesita, nos enseñaste que se vale pedir ayuda cuando sintamos que no podemos más, y que ahí estaremos sin juzgar, porque nos acordaremos de ti.

De parte mía y de la industria de las bodas y eventos ¡Gracias Jose Raúl Jimeno!

“Si lo que hice no me gusta, lo deshago y lo vuelvo a comenzar” -Jose Raúl Jimeno-

Jose Raul Jimeno

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.