Chispa y corazón, Emprendimiento, wedding blogger

Lecciones del éxito (Parte 1)

En el “trote” y el “sube y baja” acelerado al que nos sometemos diariamente con tal de “alcanzar nuestros sueños” siempre llegan esos momentos de la vida que te gritan ” Hold your horses” (osea “calmantes montes”) que te frenan, quieras o no, y que siempre son necesarios y beneficiosos para seguir creando, creciendo y transformándose.

Tuve un momento de “break”, un respiro necesario que hizo que me cayeran muchos “veintes”, como decimos en México y que te quiero compartir.

Todos estamos obsesionados con el éxito, muchos dispuestos a pagar el precio y otros ilusionados, pero que aún no saben si sí o mejor no…durante este break, pude darme la oportunidad de contemplar mi vida desde otra perspectiva y fue que reconocí las grandes lecciones que he tenido en el último año y las quiero compartir con ustedes.

1. Las personas exitosas no tienen “suerte”. He escuchado varias veces esta frase: “qué suerte has tenido”. El éxito no es tener suerte, implica mucho trabajo, compromiso, sacrificio, lágrimas y nunca darse por vencido, pero nada de eso está ligado a la suerte.

2. No llegas, eres exitoso y te sientas. Lograr el éxito posiblemente implique que te esfuerces aún más. El éxito requiere de creatividad, crecimiento profesional y personal constante, no llegas a la meta, es sólo un ciclo que deberás estar transformando y maximizando con la experiencia.

3. Tendrás que aprender a aprovechar tu tiempo al máximo. El éxito requiere de una priorización continúa de metas y objetivos. No es que la gente exitosa haya tenido más tiempo que otras personas, todos tenemos unicamente 24 horas al día que deberás repartir en las diferentes áreas de tu vida. Es tú responsabilidad maximizar ese tiempo para lograr tus objetivos.

4. Tu círculo social se verá drásticamente reducido y/o transformado. Somos el promedio de las 5 personas con las que pasamos la mayor parte del tiempo. Elige bien con quién quieres compartirlo. Rodearte de personas que te motivan, que creen en ti, que sacan lo mejor de ti es pieza clave para lograr tus metas y objetivos. Elimina de una vez por todas a los “vampiros energéticos”.

5. La gente te amará por lo que eres y te odiarán por la misma razón. No juzgues a tus detractores, al final el problema lo tienen ellos contigo y no tú con ellos. Ocúpate de cumplir con tu propósito de vida, el resto no importa.

6. No encajarás. La mayoría de la gente no entenderá porqué trabajas tan duro, o porqué haces ciertas cosas que para ellos son “locuras”, la gente comenzará a tacharte de soberbio, “alzado”, sin ni siquiera decírtelo de frente o ni siquiera tener un contacto directo contigo . Aprende a dejar de vivir de lo que la gente opine de ti, porque la verdad absoluta no existe, mientras tú seas leal a tus valores y estés bien contigo mismo todo irá bien.

7. Cientos se autodenominarán tus amigos y te sobrarán dedos de la mano para contar a los verdaderos. Es en los momentos duros, es donde reconoces a las verdaderas amistades y aunque muchos se digan tus amigos, muy pocos son aquellos que en verdad lo son ¡cuídalos!

8. Te sentirás sól@. Trabaja en tu consciencia y en tu espiritualidad porque hay momentos donde tu mejor compañía, el único que te comprende, cree en ti y te apoyará hasta el infinito eres tú. Acepta esta verdad, para lograr el éxito sólo te tienes a ti mism@.

9. Cultiva tu “red de apoyo”. Tu red de apoyo son esas personas que te sacarán del lodo cuando sientes que te estas hundiendo en “el pántano de la tisteza” (si captaste esta, ¡suuuper! eres “chavo ruc@” de hueso colorado como yo). Cuida a esos familiares, pareja y amigos que sin entenderte del todo, siempre te escuchan, te dan animos o te dicen tus verdades de frente y te cuidan las espaldas, los vas a necesitar y mucho.

10. Te traicionarán varias veces…¿has visto “House of Cards”? pues el éxito es un poquito como “House of Cards” pero con gente fea, hay momentos en el que ya no sabes de donde vendrá el “trancazo” pero de que llega seguro ¡llega! Te voy a compartir una frase que me dijo mi esposo y que en uno de mis momentos de desolación me dio tranquilidad: “No permitas que el mundo te cambie”. Las traiciones y decepciones ocurrirán una y otra vez, cuídate pero no permitas que el mundo cambie tu esencia.

Esta es sólo la primer parte de las lecciones que me ha dado la vida este último año…la verdad es que todos los puntos han sido experiencias que me han marcado pero que hoy agradezco porque me han convertido en la persona que soy.

El éxito es la suma de nuestros fracasos. Es un camino sinuoso echo para los grandes guerreros…no permitas que los retos te limiten a sacar y dar lo mejor de ti. ¡Vale la pena!

2 comentarios sobre “Lecciones del éxito (Parte 1)”

  1. Querida Paula,

    Aunque aún no tengo el gusto de conocerte, te agradezco el que compartas tus experiencias de vida, las cuales nos sirven para seguir adelante.

    Te felicito por tus logros.

    Un abrazo,

    Libertad González

    Enviado desde mi iPhone

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.