bodas, Chispa y corazón, Real Weddings, Tendencias, wedding blogger

Señales que nos dicen a los expertos en bodas… “Este matrimonio no durará”

relationship failure problem sad

      ¡Pum! Tema controvertido, como wedding planner en Puebla, con más de 10 años de experiencia, he visto varias actitudes que “prenden los focos rojos” en una relación,  en esta ocasión tomamos la opinión de varios expertos en bodas, entre ellos wedding planners, fotógrafos, floristas, banqueteros, Dj´s para que nos contaran qué actitudes y comportamientos han notado en las parejas durante el proceso de planeación de la boda y durante la boda, que reflejan que si no cambian, muy probablemente terminen divorciados, aquí les menciono algunas.

  1. Que el novio tenga “mamitis”: Siempre es importante tomar en cuenta la opinión de las mamás, durante el proceso de la boda, pero que el novio de plano no tome decisiones hasta que las consulte con su mamá, antes que con la novia, es reflejo de que algo “apestará” durante el matrimonio. (Lo mismo pasa si la novia tiene “mamitis” o “papitis”)
  2. Que durante la fiesta cada uno “eche la fiesta” por su lado y no estén juntos: No quiere decir que toda la fiesta tengas que estar “pegad@ como muégano” a tu pareja, pero cuando una pareja está perdidamente enamorada y se complementan uno con el otro, es difícil verlos separados durante la boda. Cuando las parejas se separan, y cada uno tiene su “fiesta” por su lado, puede ser una señal de que aún no están listos para compartir una vida juntos, opinan algunos expertos en bodas.
  3. Que no se pongan de acuerdo con los detalles de la boda: Este es un tema difícil, pero ¿les digo algo? no hay mejor ensayo de negociación en pareja que la misma boda, a partir de que te cases, tendrás que aprender a negociar continuamente con tu pareja, porque no siempre estarán de acuerdo con todas las decisiones, pero gran parte del éxito de un matrimonio radica en el poder conciliar y encontrar la fórmula del GANAR=GANAR. Cuando toca elegir lugar, iglesia, horario e incluso proveedores y no se logran poner de acuerdo y hasta se molestan… (oh, oh) es una señal de que tienen que aprender a negociar porque sino las cosas se pueden poner “feitas” durante el matrimonio.
  4. Cuando uno de los dos muestra cero interés e ilusión durante el proceso o durante la boda: “Más claro ni el agua” y “a la fuerza ni los zapatos entran” dijera mi abuelita. La emoción durante la boda es algo difícil de disimular, si tu pareja no estaba lista para dar el siguiente paso, obviamente cero le va a ilusionar la boda. Si notas cero interés o entusiasmo e incluso lo notas apático durante la planeación por parte de tu pareja (¡tranquilas! cero quiere decir cero, no que te diga que él ve las flores iguales, ¡el sí las ve iguales!), mi consejo es que hables con el y se sinceren, es mejor parar en seco el proceso de planeación a llegar a la boda sin estar segur@ de estar haciendo lo correcto.
  5. Cuando uno de los dos tiene todo el “poder” en la relación.- Cuando una relación es buena, ambos brillan juntos, se complementan, hacen equipo, ¿has conocido a una persona que brilla por sí sola y después conoces a su pareja y piensas: ¡Ahora lo entiendo todo!? Ese es el ideal de una buena relación; donde cada uno brilla por sí sólo pero lo hacen aún más cuando están juntos. Hay relaciones enfermizas donde sólo uno es el que brilla y el otro se vuelve completamente invisible, un claro ejemplo de esto es cuando sólo uno toma el control y el poder sobre todas las decisiones, eso no es un buen indicador para que un matrimonio funcione.

     En fin… este es un blog “con chispa y corazón” y no consultorio nupcial, pero si tú te viste reflejad@ en alguna de estas actitudes, piensa bien las cosas y reconsidera, ya que ésta es sólo el primer paso para una vida en pareja que estará llena de retos y crecimiento personal que requieren de negociación, conciliación, comunicación en pareja, compromiso y amor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.