bodas, Chispa y corazón, Real Weddings, Tendencias, wedding blogger

Señales que nos dicen a los expertos en bodas… “Este matrimonio no durará”

relationship failure problem sad

      ¡Pum! Tema controvertido, como wedding planner en Puebla, con más de 10 años de experiencia, he visto varias actitudes que “prenden los focos rojos” en una relación,  en esta ocasión tomamos la opinión de varios expertos en bodas, entre ellos wedding planners, fotógrafos, floristas, banqueteros, Dj´s para que nos contaran qué actitudes y comportamientos han notado en las parejas durante el proceso de planeación de la boda y durante la boda, que reflejan que si no cambian, muy probablemente terminen divorciados, aquí les menciono algunas.

  1. Que el novio tenga “mamitis”: Siempre es importante tomar en cuenta la opinión de las mamás, durante el proceso de la boda, pero que el novio de plano no tome decisiones hasta que las consulte con su mamá, antes que con la novia, es reflejo de que algo “apestará” durante el matrimonio. (Lo mismo pasa si la novia tiene “mamitis” o “papitis”)
  2. Que durante la fiesta cada uno “eche la fiesta” por su lado y no estén juntos: No quiere decir que toda la fiesta tengas que estar “pegad@ como muégano” a tu pareja, pero cuando una pareja está perdidamente enamorada y se complementan uno con el otro, es difícil verlos separados durante la boda. Cuando las parejas se separan, y cada uno tiene su “fiesta” por su lado, puede ser una señal de que aún no están listos para compartir una vida juntos, opinan algunos expertos en bodas.
  3. Que no se pongan de acuerdo con los detalles de la boda: Este es un tema difícil, pero ¿les digo algo? no hay mejor ensayo de negociación en pareja que la misma boda, a partir de que te cases, tendrás que aprender a negociar continuamente con tu pareja, porque no siempre estarán de acuerdo con todas las decisiones, pero gran parte del éxito de un matrimonio radica en el poder conciliar y encontrar la fórmula del GANAR=GANAR. Cuando toca elegir lugar, iglesia, horario e incluso proveedores y no se logran poner de acuerdo y hasta se molestan… (oh, oh) es una señal de que tienen que aprender a negociar porque sino las cosas se pueden poner “feitas” durante el matrimonio.
  4. Cuando uno de los dos muestra cero interés e ilusión durante el proceso o durante la boda: “Más claro ni el agua” y “a la fuerza ni los zapatos entran” dijera mi abuelita. La emoción durante la boda es algo difícil de disimular, si tu pareja no estaba lista para dar el siguiente paso, obviamente cero le va a ilusionar la boda. Si notas cero interés o entusiasmo e incluso lo notas apático durante la planeación por parte de tu pareja (¡tranquilas! cero quiere decir cero, no que te diga que él ve las flores iguales, ¡el sí las ve iguales!), mi consejo es que hables con el y se sinceren, es mejor parar en seco el proceso de planeación a llegar a la boda sin estar segur@ de estar haciendo lo correcto.
  5. Cuando uno de los dos tiene todo el “poder” en la relación.- Cuando una relación es buena, ambos brillan juntos, se complementan, hacen equipo, ¿has conocido a una persona que brilla por sí sola y después conoces a su pareja y piensas: ¡Ahora lo entiendo todo!? Ese es el ideal de una buena relación; donde cada uno brilla por sí sólo pero lo hacen aún más cuando están juntos. Hay relaciones enfermizas donde sólo uno es el que brilla y el otro se vuelve completamente invisible, un claro ejemplo de esto es cuando sólo uno toma el control y el poder sobre todas las decisiones, eso no es un buen indicador para que un matrimonio funcione.

     En fin… este es un blog “con chispa y corazón” y no consultorio nupcial, pero si tú te viste reflejad@ en alguna de estas actitudes, piensa bien las cosas y reconsidera, ya que ésta es sólo el primer paso para una vida en pareja que estará llena de retos y crecimiento personal que requieren de negociación, conciliación, comunicación en pareja, compromiso y amor.

bodas, Chispa y corazón, Emprendimiento, Tendencias, wedding blogger, workshops

Las 5 claves para que esa “novia encantadora” no se convierta en una “Bridezilla”

Todos hemos pasado por ahí…hemos llorado y sufrido con esas clientas difíciles, que talvez al inicio parecían “dulces y tiernas” y después se convierten en una “Bridezilla del terror”.

La buena noticia es que todo tiene solución, la mala y que no te gustará tanto leer, es que sin duda una “Bridezilla” se comporta así porque tú diste pauta para eso.

Así que antes de que “tires la toalla” y sigas llorando por los rincones, lamentándote y preguntándote “¿por qué a mi?” te compartiré estas 5 claves que evitarán que tu cliente sufra una “transformación” indeseable.

1. Conoce a tu cliente: He tocado este tema incansablemente en varios posts y lo hago de nuevo, porque para mí es como el “talón de Aquiles” del emprendedor, por enésima vez ¡No todos son tus clientes! Tienes que conocerlo y definirlo a detalle, para que haya un “engagement” real con tu marca. Si vas “pepenando” por el mundo a cualquier cliente no te estás enfocando y basicamente entras en la competencia por el precio. Dedícate a definir el perfil de tu cliente y estúdialo a fondo, sólo así reconocerás sus necesidades y podrás crear productos y servicios a su medida.

2. Pregunta por qué te eligieron: Sin pena y sin miedo, es importante que sepas en realidad porqué el cliente te prefiere a ti y no a tu competencia. Ese será tu diferenciador. Si te mencionan que es el precio (porque tú eres más barat@), llora, sécate las lágrimas y empieza una estrategia que te permita diferenciarte y posicionarte por lo que representa tu marca y deja de competir por precio. El cliente que valora tu marca será feliz contigo desde el día 1. El cliente que te contrata porque fuiste el más barato ya te tomó la medida y sabe que puede pedirte más a menor precio, se lo demostraste en tú cotización (¡Sí! ¡Llora!)

3. Establece un sistema de trabajo: El experto eres tú, no el cliente. Establece y comparte con el cliente, tu sistema de trabajo, explícale qué implica cada actividad, por qué lo haces así y con cuánto tiempo se requiere, guíalos, resuelve todas sus dudas, le tienes que demostrar que eres un profesional en el tema y que lo ayudarás de principio a fin hasta lograr sus objetivos.

4. ¡Aprende a decir no!: Sé honesto, hay cosas que por más que queramos hacer para evitar decirle que no al cliente, es complicado sobretodo cuando el presupuesto se ve comprometido. Si por miedo a perder al cliente a todo dices que sí y después el cliente no ve resultados, obviamente se va a convertir en una bridezilla y con justa razón, tú prometiste algo y no estás cumpliendo con las expectativas, así que evita meterte en problemas “gratis” y aprende a decir: “Lo siento, no se puede hacer lo que me solicitas en esas condiciones” . El cliente valora muchísimo la honestidad, dale opciones y explícale razones. Recuerda esto aprender a decir que no es básico en el proceso de posicionamiento de una marca.

5. Sé claro, flexible y comunicativo: Este punto implica varias cosas que debes de tomar en cuenta, pero en general quiero que entiendas que estás para ayudar a tus clientes y resolverles lo que se requiera, ¡sí! hay que ser conscientes de nuestras limitaciones y comunicárselas, pero tú papel deberá ser el de darles tranquilidad y que se sientan apoyados. Algunas de las acciones dentro de este punto que deberás tomar en cuenta:

– Ofrece varias propuestas que puedan interesarles y no sólo una.

– Responde mensajes y correos de forma asertiva y rápida.

-Establece horarios de trabajo y hazle entender al cliente que eres humano y no una aplicación (aunque no lo creas, hoy en día hay que aclararlo).

– Ponte en los “zapatos del cliente”: Trata como te gustaría ser tratado, resuelve como te gustaría que a ti te lo hicieran.

Soy fiel creyente que un mal cliente es nuestra responsabilidad, espero estas claves te ayuden para ir transformando tu forma de trabajo y comiences a trabajar con esos clientes que siempre has soñado.

¿Te gustó? Comparté y suscríbete a mi canal de Youtube.

Paula Abreu Wedding Expert

Experta en Bodas, Capacitaciones & Conferencias

http://www.paulaabreu.com.mx

Emprendimiento

¿Cómo armar un book fotográfico de bodas sin tener que robar fotografías de colegas?

Es el cuento de nunca acabar, las clases de ética, los Facebook Lives donde les decimos qué se vale y que no se vale, parecen no servir, como decimos en México “les entra por un lado y les sale por el otro”, inumerables veces se ha mencionado que no hay peor forma de empezar tu carrera profesional y comenzar a “ganar” algo de credibilidad si usas material y fotos robadas de colegas, como si fueran propias, pero la impaciencia, las ganas de “llegar” y de “ser” de la noche a la mañana les gana.

Cansada estoy de la misma cantaleta : “No usen material de otros colegas sin los créditos” y me sigo topando con “empresas”, páginas de instagram, de facebook, donde usan material no sólo mío y de colegas mega Top, haciéndole creer a la gente que es propio, así que decidí que escribir un post de ética profesional hoy en día es perder el tiempo, así que prefiero decirles cómo pueden empezar a armar su propio book de bodas para comenzar a cerrar sus primeras ventas y empezar a tener más y mejores eventos.

Si tú estás leyendo esto y te sientes identificado, lo primero que te quiero decir, es que trabajes en tu paciencia, Roma no se construyó de la noche a la mañana, y tu trabajo no puede llegar a ser reconocido en la industria de la noche a la mañana, ni tendrás los mejores eventos de México o Latinoamérica de un día para otro, todo lleva su tiempo, paciencia y vive cada ciclo y disfrútalo, porque el éxito, llega pero es un proceso, y tienes que darle tiempo al tiempo para que las cosas sucedan, mientras tanto aquí te diré mis tips, lo que yo hice, para comenzar a tener material para mostrarle a mis clientes, sin “quemarme” al primer intento, porque creeme, al utilizar material ajeno, no eres muy “buzo”, no te sientas tan inteligente, en realidad todo lo contrario, porque de entrada 1. Estás quedando mal con una industria a la que quieres pertenecer y 2. Te estás metiendo solito en camisa de “once varas y poniendo la soga al cuello sólo” porque si por alguna razón te llegara un cliente al que lograste engañar y te pide hacer el evento tal cual, no sabrás ni por donde empezar, porque si algo requieren las grandes producciones son “horas vuelo” que evidentemente aún no tienes.

Así que espero que esto te ayude y comiences tu carrera con el pie derecho:

1. Alianzas comerciales: Así como tú hay muchos emprendedores que necesitan armar un equipo para generar ventas y mejores producciones, así que mi tip número uno es si tu quieres ser wedding planner, busques alianzas con gente que así como tú quieren crecer y hagan producciones en equipo. Busca una locación, una alquiladora, una diseñadora floral, un chef, un fotógrafo que quiera dar a conocer su trabajo y armen algo juntos la fórmula es GANAR = GANAR.

2. Invierte: TODO emprendedor sabe que para que un negocio despunte se necesita inversión, no sólo de tiempo sino de dinero y por favor quitate de la cabeza ese pretexto de ¿con qué dinero invierto sino tengo? Porque cuando uno realmente quiere hacer las cosas y hacerlas bien buscas la forma de hacerlo posible. Así que invierte en una sesión de fotos profesional de montajes, diseño floral, en una locación y saca fotos de cada detalle, ¿sale caro? Sí pero si lográs aplicar el tip número 1 posiblemente te puedas ahorrar muchísimo dinero y ¡Taaaraaaan! Tendrás material propio. ¿No es tan dificíl verdad?

3. No pongas todos los huevos en una misma canasta: No esperes vivir de un negocio en el que apenas estás emprendiendo, yo llevo 10 años haciendo eventos y si te contara que durante 12 años trabajé como instructora certificada de Kick boxing, Baile y Pilates Reformer, mi sustento durante 12 años no fueron los eventos, sobrevivía gracias a mis ingresos como instructora, el día que el negocio fue creciendo y necesitaba de mayor atención fue entonces que dejé de dar clases, pero siempre tuve otros ingresos, iba de aqui a allá dando clases para tener varias entradas, trabajé en varios clubs, hasta en el garage de casa de mis papas daba clases con tal de tener ingresos extras que me ayudarían a seguir, así se empieza y sí tendrás que trabajar más que el promedio, pero el promedio nunca destaca, y si lo que quieres es brillar haciendo lo tuyo, tendrás que estar dispuesto a hacerlo.

4. Inspiración: Se vale admirar e inspirarse, pero lo que no se vale es engañar. Si admiras el trabajo de alguien compártelo dando los créditos, si encontraste algo en Pinterest y te inspira y te gusta pero no sabes de quién sea puedes utilizar hashtags como #inspiración #inspiration al compartir las fotos. Pero deja de engañar.

Foto: Pinterest #inspiration

Por último escribo este post como una wedding planner que hace poco descubrió por enésima vez una foto de un evento siendo usado en otra página adjudicándose el trabajo, antes me enojaba, hoy me da tristeza, saber que los jóvenes, a los que en algún momento les tendremos que pasar la estafeta, prefieren engañar o hurtar, antes que tratar de ser mejores, de crecer, de seguirse preparando para un día ser los mejores y lo peor es que pasa con wedding planners, floristas, fotógrafos, maquillistas, y demás en todos los ramos se da.

Los jóvenes están en un “rush” de querer volverse TOP y millonarios de la noche a la mañana…no funciona así en el mundo real…en el mundo real, te abres paso con trabajo, entrega, sacrificios y compromiso, así que espero que este post llegue a muchos jóvenes y que entiendan que hay una forma de hacer bien las cosas y que estén dispuestos a hacerlo, porque de otra forma lo único que hacen es cerrarse puertas antes de si quiera abrirlas completamente.

www.paulaabreu.com.mx

Real Weddings

Los 10 mandamientos de una novia empoderada #PAWERBRIDE

¡Por fin! ha llegado nuestra era, a pesar de que aún existen muchas cosas por cambiar y aún hay mucho por hacer para mejorar nuestra posición en la sociedad y respecto a nuestros derechos. Cada día me topo con más mujeres exitosas, que saben lo que quieren, dispuestas a hacer una diferencia en nuestra sociedad con su ejemplo.

Como wedding planner cada año atiendo a más mujeres profesionalmente exitosas, con metas que van mucho más allá de la boda, que llegan a ella dispuestas y seguras por vivir el mejor día de sus vidas, sabiendo que es sólo el inicio de una etapa (el matrimonio) que representará un reto pero están dispuestas y seguras de vivirlo.

Estas mujeres me han inspirado, así las veo, así las admiro y así las aplaudo porque hoy marcan una diferencia para todas aquellas personas que las rodean.

Estos son los mandamientos de lo que yo llamo una PAWER BRIDE.

1. Una PAWER BRIDE sabe que su verdadero poder radica en ser única y auténtica por eso nunca se compara con los demás.

2. No elige una pareja para “acompletarse”, elige como pareja a esa persona que la inspira a ser la mejor versión de ella misma.

3. Es una profesional exitosa, le da el valor al trabajo de gente preparada por lo que contrata a los expertos y los deja hacer su trabajo. Trata a la gente como le gusta ser tratada.

4. Una PAWER BRIDE es selectiva, no se rodea de cualquiera, su “tribu” está formada por gente exitosa, que admira y que le ha demostrado a lo largo de los años estar siempre ahí.

5. Sabe que por el simple hecho de poder disfrutar de su boda, es privilegiada. Su sencillez, humildad y sensibilidad la caracterizan.

6. Una PAWER BRIDE, no es egoísta, es sensible ante las necesidades de los demás por eso apoya programas como Bodas con Causa, que permiten que el amor entre ella y su pareja trascienda ayudando a los que lo necesitan.

7. Cree en su país y en su gente, está orgullosa de sus raíces y no duda ni un segundo en compartir la riqueza cultural de su país.

8. Sabe lo que quiere, le gustan los retos y está dispuesta a luchar para alcanzar sus objetivos.

9. Es una mujer apasionada, vive el aquí y el ahora, disfruta del presente y sabe que la felicidad no depende de nada ni de nadie sino que está dentro de ella misma.

10. Una PAWER BRIDE comienza el dia de la boda con la convicción de saber que está lista para vivir uno de los más grandes retos de su vida. La boda, es sólo el comienzo del verdadero reto, el matrimonio, y está dispuesta a ser la mejor versión de sí misma el resto de su vida.

¿Y tú estás dispuesta a ser una PAWER BRIDE?

Gracias a los fotógrafos por plasmar tan hermosos momentos en imágenes.

Fotografía: Erick Pozos, Mr. & Mrs. Focus, Francois Jurres, Uriel Mateos, Albieri Novias, Julian Castillo.

www.paulaabreu.com.mx

hola@paulaabreubodas.com

Emprendimiento, Sin categoría

Las 25 frases que dice el cliente y que le estruja el corazón al wedding planner.

pexels-photo-14303.jpeg

Entedemos, como wedding planners, que el cliente generalmente no tiene ninguna experiencia en el proceso de planear una boda, es por eso que funcionamos como una consultoría integral, pero hay frases, que se vuelve épicas, y que van pasando de un cliente al otro, frases que muchas veces lo único que nos muestran es que hay una falta de valor hacia el trabajo ajeno. Me encantaría que todos lo leamos como clientes, y nos demos cuenta, del valor que hay sobre la profesión de otra persona, ningún trabajo es sencillo, porque entonces no pagarían por hacerlo, démosle valor al trabajo de los demás y respetemos cada profesión.

A lo largo de los años, estas son las frases que todo wedding planner con experiencia ha tenido que enfrentar, y hasta hemos aprendido a formar un “caparazón” para ya no estresarnos, o preocuparnos, comenzamos con la idea de compartir 10 frases, llegamos a más de 25 durante la redacción, y fue imposible no compartírselas, aquí las mejores y más celebres.

1. “La nube es barata, ¿no?, quiero decorar la iglesia con nube”

2. “Todo ese dinero ¿sólo por organizar la boda?”

3. “Tu COMPETENCIA, me da lo mismo y más barato…”

4. “ Quiero algo bueno, bonito y barato”

5. “ La verdad es que lo que cobras es mucho, para lo que necesito”

6. “ La comida es lo de menos…la gente va a “chupar” a las bodas”

7. “ Son 300 invitados, y tengo de límite $100,000 ya con todo”

8. “ Me puedes armar una cotización con todo, y ya de ahí vemos si nos quedamos contigo”

9. “ Si te contrato, tus proveedores ¿me cobran menos?

10. “ ¿Le puedes decir a tu proveedor que baje a su precio?, es que si lo quiero, pero la verdad es mucho lo que cobra.

11. “¿Nos podemos ver en domingo a las 9.00 de la noche?, es la única hora que puedo”

12. “Yo conozco a una señora que cocina bien rico, estamos pensando pedirle que ella haga el banquete y a ti te pedimos el mobiliario y todo lo demás”

13. “¿Qué crees? lo que pasa es que el lugar me pone todo, ya no voy a necesitar de tus servicios”

14. “¿Cuánto es lo menos?”

15. “ Oye…¿qué crees? se me va a complicar llegar a la cita” (3 minutos antes de la cita)

16. Un amigo me va a regalar unas decoraciones, tú te haces cargo de ponerlas y quitarlas, ¿verdad? (aplica también con la mesa de dulces)

17. “¿Porqué me recomiendas un fotógrafo que cobra $45,000, si yo ví en Facebook uno que cobra $5,000?”

18. “Estoy pensando decirle al señor de las flores del panteón que me haga estos centros de mesa (y muestra imagen de Pinterest)”

19. “En mi boda van a ir muchas parejas, seguro de ahí te salen más clientes, déjamelo más barato, ándale, yo te voy a super recomendar”

20. “Tú puedes pasar por… (el pastel, flores de la iglesia, alcohol, etc…) para llevarlo a la recepción, es que el flete es carísimo”

21. “Yo creo que tu información está mal, porque yo ví en un blog y unos amigos me dijeron que…”

22. En el evento: “ me acaban de cancelar dos personas, entonces, vamos a cambiar de lugar a otras personas…”

23. Después de enviada la “orden del evento”: ¡Van a ser 10 personas más!

24. Si se alarga la boda me puedes dejar unas sillas y unas mesas, no más para que la sigamos ahí, es que el lugar es ilimitado.

25. El trámite religioso y civil es personal: “¿Puedes tú ir a hablar con el sacerdote para que nos ayude con los papeles”.

Queridos clientes, como trates serás tratado, no demerites el trabajo profesional de gente preparada y honesta, que todos los días trata de hacer su mejor esfuerzo y darte lo mejor como cliente, somos muchos los profesionales que nos partimos el lomo todos los días, y que buscamos aportar lo mejor a una industria muy competitiva y que desafortunadamente está llena de gente poco profesional que dice serlo, no caigas en manos de ellos desvalorizando el trabajo profesional de otros.

Por último, hay una frase que nos paraliza el corazón, hace que nos tiemblen las piernas y que hace que escuchar las anteriores 25 durante 6, 8 o 12 meses haya valido la pena: “Muchas gracias por todo, fuiste la mejor inversión para la boda, todo salió increíble, gracias a ti pude disfrutar del mejor dia de mi vida”.

Por todo eso: ¡ Gracias a ustedes por su confianza y valor hacia nuestro trabajo!

Estoy entusiasmada por saber más de ti:

chispaycorazon@gmail.com

hola@paulaabreubodas.com

www.paulaabreu.com.mx

pexels-photo-256737.jpeg

Emprendimiento, Sin categoría

Juguemos a la “Liga de la Justicia” en los eventos

Hace poco compartí un meme muy polémico, en la imagen Batman cachetea a Robin, en el sentido de los eventos, el wedding planner cachetea al banquetero (caterer) que regala su trabajo, en realidad a mi me da mucha risa la imagen y generó muchos likes, “diviertes” pero también destapó la “gran cloaca” se comenzaron a dar comentarios de : “¡Tú, wedding planner sin el banquetero no eres nadie!” Y así, diestra y siniestra, había yo tocado egos y movido y removido cosas buenas pero también cosas malas, lo cual para serte bien honesta, ¡me da gusto! Porque creo firmemente en la responsabilidad que todos tenemos de comunicar, de decir las cosas como son, y educar al cliente y a la industria para fortalecernos y seguir creciendo juntos.

Al leer los comentarios se me vinieron estas preguntas a la mente ¿estamos conscientes de que nadie es nadie, sino trabajamos en equipo en la industria de los eventos? ¿estamos trabajando en equipo? ¿damos el valor al trabajo de la gente profesional? O somos el “¡Yo todas las puedo!”

Un simple meme destapó todo esto y me da gusto, porque si no leen los blogs, sino van a certificaciones, sino van a congresos, por lo menos que un meme, les haga conciencia y los haga pensar si están haciendo bien o no las cosas.

Y si dejamos a un lado el yo todas las puedo y empezamos a cuidar el trabajo de los demas y dar valor al trabajo de gente profesional, si te dijera que trabajando en equipo, por el mismo trabajo que hoy haces y por el que cobras $50, si trabajas en equipo podrias ganar $100 ¿lo harias? Pues empieza a hacerlo. Porque la industria de los eventos es como la Liga de La Justicia.

En la Liga de La Justicia, todos trabajan juntos porque saben que solos no pueden derrotar el enemigo, el malvado “Washu Washu” (la neta, no me acuerdo del nombre) pues en la industria de los eventos, cada eventos es un enfrentamiento con el “malvado Washu Washu” y yo no veo a Batman diciéndole al malvado “Washu Washu” “Yo te hago todo y te lo doy más barato que la Mujer Maravilla” ¿cierto?

Ni veo a la Mujer Maravilla, diciéndole a Superman que no necesitan a Aquaman, porque ella se las sabe de “todas todas” en los mares y los océanos… ¿entonces? Si te ries es que sabes perfecto de qué estoy hablando y a qué me refiero.

Entonces, yo propongo que en la industria de los eventos, nos veamos como en la Liga de La Justicia (Banquete, Wedding planner, Dj,Grupo, Fotografo,Florista) todos tenemos súper poderes y juntos hacemos la fuerza, no pensemos que somos “El yo todas las puedo”, porque luego andan “matando a Superman”, y no está padre…así que qué bueno que un Meme les hizo tanto ruido, y espero que este post sea leído y compartido porque si en algo creo firmemente, es que la unión hace la fuerza y que todos juntos podemos llegar muy lejos, desde nuestros países, estados y rincones, podemos empezar a hacer una diferencia, seamos hoy la industria de eventos que viene a cambiar las cosas y que da lo mejor de sí en cada evento, sean profesionales, éticos, pongan su nombre en alto y no prostituyan ni demeriten el trabajo de nadie, porque todo lo bien hecho en esta vida tiene su ciencia.

www.paulaabreu.com.mx

chispaycorazón@gmail.com

Sin categoría

¿Llegaste al límite de tu presupuesto de boda? Aquí te digo en qué sí y en qué no puedes escatimar.

Si estas leyendo esta nota es que ya estas en modo “desesperación” “¿cómo puede ser una boda tan cara?” Pensarás una y otra vez incansablemente…la realidad es que todos los humanos “padecemos” de lo mismo: Nos gusta lo bueno y bonito pero lo queremos barato y ahí es donde solitos nos “metemos en camisa de once varas” dijera mi mamá. Aclaremos una cosa, las bodas no son un artículo o servicio de primera necesidad, por lo tanto son un lujo, si buscas no gastar, pero quieres unirte a tu pareja mi consejo es que vayas al registro civil, llena los papeles, agenda una misa y vete a desayunar o a comer en “petite comitée” con tu familia, eso es barato, pero si lo que buscas es personalización y vivir el sueño de tener una boda donde la gente se divierta, coma delicioso, y donde te sientas como princesa por un día y tengas el recuerdo de haber vivido el mejor día de tu vida (ejem…ejem…no puede ser barato 💔)

A lo largo de mi carrera como wedding planner he visto una y otra vez cómo cometen errores terribles al momento de planeación del presupuesto y muchas otras veces he tenido oportunidad de literal “salvar” bodas que fueron mal planeadas y presupuestadas desde un inicio, es por eso que te quiero compartir las claves para que cuides y controles tu presupuesto.

1. No demerites en la calidad de los servicios, disminuye el número de invitados: el tip número uno que les doy a todas aquellas parejas que visitan mi oficina, si se rebasa el presupuesto de tu boda, no contrates servicios “más baratos” disminuye el número de personas. Es mejor tener una boda donde todo se lució, comida, decoración, bebidas, música y coordinación y que pudiste disfrutar de principio a fin con tus seres más cercanos, a tener una boda con mucha gente, de las cuales sólo pudiste ver a menos de la mitad, y donde todo “chafeo” o “medio salió” porque demeritaste en la calidad de los servicios.

2. Si tu presupuesto es muy limitado, contrata un salón donde todas las bodas son basicamente iguales y no exigas personalización: vivimos en la era de la “personalización” todos queremos sentir que somos únicos e irrepetibles, y es que así es, pero debemos entender que una boda personalizada, es como un traje a la medida, y por lo mismo no puede ser barato, porque se vuelve un producto único y exclusivo, si no hay forma en que te ajustes a un presupuesto de una boda personalizada, olvídate de contratar la hacienda, el banquete, el florista y el wedding planner, ve a un salón y que ellos hagan todo, la personlización no existe en ese tipo de eventos, porque seamos honestos, la personlización va mucho más allá de ponerle las iniciales a los menús el día de la boda. La personalización comienza desde la programación de citas, el seguimiento, la respuesta inmediata a través de watsapp, la colorimetria especial, el diseño del evento a tu medida, la ayuda con el presupuesto, el diseño floral único para tu boda, el diseño personalizado de la pista, la personalización de la música e incluso del banquete, ¿ahora entiendes? La verdadera personalización de un evento implica muchísimas tareas de gente profesional que no improvisa ¿ves porqué no puede ser barato?

3. Cotiza lo básico primero: antes de pensar en la mesa de dulces, la cabina de fotos, los cilindros, las pantuflas y las gorras personlizadas, primero lo primero. Cotiza el lugar, el banquete, el alcohol, el Dj y/o el Grupo, al wedding planner y al fotógrafo. Ya te diré más adelante porqué el w.p. y un buen fotografo son básicos. Una vez que ya tengas los elementos básicos si todavía tienes presupuesto empieza a cotizar el resto.

4. No gastes más del 30% de tu presupuesto en una locación. ¡ Error garrafal que muchas parejas hacen! Se emocionan con el lugar y pagan un dineral, cotiza primero, revisa tus números antes de tomar una decisión. El lugar no hace la boda, es el conjunto de los elementos y una buena direccion y ejecución del evento.

5. Contrata una consultoría con un experto: ¡Sí! Cuando vas a construir una casa, contratas a un arquitecto ¿cierto? No quieres que el “maestro de obras medio te haga el proyecto”, lo mismo pasa con las bodas, en este caso los wedding planners, son los arquitectos. Si tu presupuesto no alcanza para pagar los servicios de un w.p. con experiencia durante todo el proceso de planeación, muchos de ellos te pueden apoyar con una consultoría, creeme tú vas por la primera, mientras que un wedding planner con experiencia va por la boda número 60, 80, 100 o más, te puede ayudar y muchísimo.

6. Prioriza: Las bodas son un “barril sin fondo”, por eso cada que nos preguntan ¿en cuánto sale casarse? Los wedding planners nos queremos aventar por una ventana, porque todo depende de qué tanto estés dispuesto a gastar. Así que es importante que priorices que sí y que no te interesa tener en la boda, qué es lo más importante y lee este blog completito antes de hacer tu “listita”.

7. Nunca demerites en comida ni en servicio: uno de los elementos básicos para el éxito de cualquier evento. La comida y el servicio son básicos y pueden ser mágicos, estos elementos tienen el poder de transformar el caracter de los asistentes. Si alguien llega de mal humor, pero la comida es buena y el servicio también es muy probable que logres cambiarle el “chip” a ese asistente. Somos humanos, las peores experiencias en bodas que he vivido y de los que he tenido testimonio van ligados a la pésima comida y al pésimo servicio, así que es imprescindible que la comida sea servida en tiempo y forma y que el servicio esté a la altura. Nunca demerites en el número de meseros. Un mesero por cada 10 personas es lo ideal y hace la diferencia. Una boda con buena comida y servicio se vuelve memorable al instante.

8. Contrata un buen fotógrafo: puedes ahorrar en la locación, en la decoración, en las flores, pero nunca en las fotos. ¡De verdad! Existen historias de terror de gente que por contratar algo barato jamás recibió las fotos de su boda. Las fotos después de todo son lo único que queda y trasciende. Además las fotos te dan el poder de revivir una y otravez ese día, e incluso de sentir y ver emociones que en ese momento no notaste. Un buen fotógrafo es básico no demerites en contratar a profesionales.

9. Utiliza flores nacionales en tus arreglos florales: ¡si tú eres una bridezilla hecha y derecha! Ya abriste tu tablero de Pinterest y tienes fotos de cientos de ramos de peonias, te tengo una mala noticia. Las peonias son hermosas, pero no se cultivan en México, son importadas, no todo el año existen y eso hace cada docena te robe el aliento cuando te dan el precio. En México contamos con una infinidad de flores nacionales y divinas, apégate a ellas en el diseño floral de tu boda, lograrás disminuir considerablemente los gastos.

10. Realiza una boda de noche y más corta: Las bodas de noche generalmente son más cortas, la boda promedio en México dura 8 horas, pero algunas bodas se pueden llegar a extender a 12, 14, 16, 18 o hasta ¡24 horas! Sí a los mexicanos no nos dicen dos veces “¡Fiesta!” Nos encantan, pero está también es una causa que puede elevar el presupuesto. Una boda de noche, en un lugar con horarios limitados te puede ayudar a mantener a raya tu presupuesto y la fiesta de tus invitados, mientras más larga sea tu boda, más elevado será el presupuesto ya que se requerirá servicio de locación, música, alcohol, alimentos, meseros y demás…¡Abusados! Con las locaciones “ilimitadas”, tu presupuesto tiene un límite recuerda.

11. ¡No te cases en temporada alta!: Dependiendo de cada país, pero en México la temporada alta de las bodas abarca desde Marzo- Mayo y Octubre – Diciembre. El peor mes para los eventos es Diciembre porque hay mucha demanda, y mi tip, enero es un muy buen mes, es temporada baja y puedes obtener buen precio por ciertos servicios.

Espero estas claves te ayuden a tomar mejores decisiones y a controlar tu presupuesto. Si te interesa una consultoría estaré feliz de ayudarte.

Experta en bodas Paula Abreu

hola@paulaabreubodas.com

www.paulaabreubodas.com

Sin categoría

Los 10 súper poderes del Wedding Planner

¿Aún tienes duda sobre la capacidad y los pros que puede tener contratar un wedding planner para tu evento? aquí te enlistamos los 10 súper poderes que tiene un wedding planner y que por eso simplemente los vuelve un “MUST” para tu evento.

1. Expertise: Un wedding planner tiene toda la experiencia, mientras tú vas a organizar tu primer boda, seguramente un wedding planner consolidado lleva organizando 20, 30, 40, 50 o hasta 100 bodas exitosas y toda esa experiencia la compartirá contigo, te guiará y será tu coach durante todo este proceso para que logres tus objetivos. Además, un wedding planner conoce perfectamente la industria de las bodas y te podrá explicar lo que es o no conveniente para ese ¡GRAN DÍA!, mientras tú en redes sociales, catálogos y revistas virtuales, ves miles de proveedores de bodas, un wedding planner, ya conoce a los proveedores que funcionarían de maravilla en tu evento y que se apegan a tu presupuesto.

2. Clarividencia: Hay muchas cosas que nos hablan del cliente, como su edad, su educación, su cultura, gracias a esto podemos determinar cuáles son sus expectativas y sus principales preocupaciones, un wedding planner sabe qué es lo que buscan los clientes en estos días, además, conoce las últimas tendencias y sabrá qué proponerte para que tú idea de boda, rebase tus expectativas, y que se ajuste a tu presupuesto.

3. Rescatistas: Tenemos la capacidad de rescatar situaciones de caos y estrés total. Los wedding planners están familiarizados con situaciones de estrés y trabajar constantemente con “n” número de variables que en cualquier momento podrán fallar. Un wedding planner con expertise, sabe que siempre debe de tener un Plan B, C o D para que en caso de cualquier eventualidad el evento marche “viento en popa”. Sí, un wedding planner con experiencia, tiene la capacidad de convertir una situación de desventaja en una ventaja.

4. Cuida mejor que tú, TUS intereses: Para planear una boda no sólo se necesita tiempo, tiempo que hoy en día casi nadie ya tiene, nuestro ajetreado estilo de vida pareciera que nos exige que nuestro día rinda 36 en lugar de 24 horas, mientras tú trabajas, tienes vida social, disfrutas a tu prometido, tu wedding planner, cuida tu presupuesto, contacta a tus proveedores, negocia con ellos, cuida los detalles que sabe que son importantes, y sabe en qué aspectos claves atender, cuándo y porqué, todo esto mientras tú te ocupas de tu vida y de disfrutar del proceso de planeación de tu boda.

5. Podemos estar al mando bajo situaciones de mucho estrés y aún así, sonreir: Nuestra labor como organizadores de eventos está catalogada como una de las 10 profesiones más estresantes, compartimos la lista con policías, médicos y bomberos; trabajamos contra reloj, y nuestro objetivo es siempre resolver cualquier tipo de imprevisto, en minutos, pues de ello depende el éxito del evento, y aún así siempre nos preocupamos de dejar una excelente impresión y de hacer sentir a la gente como si estuviera en su casa.

6. Invisibilidad: El wedding planner tiene la capacidad de volverse invisible durante el evento, ¿cómo sabes qué estuvo ahí? porque todo sale como se planeó, sin que tú, novio o novia, te hayas tenido que preocupar por algo, y que todos los invitados disfrutaron del evento sin ningún imprevisto.

7. Memoria fotográfica: Un wedding planner tiene la capacidad de recordar todo al igual que como ves una foto, es capaz de recordar detalles que ni siquiera tú tomaste en cuenta. Recordamos perfecto todas las fotos de Pinterest que nos mostraron durante el proceso de planeación, y haremos todo lo posible porque tu evento se vea lo más parecido posible, cuidando cada detalle.

8. Ilusionistas: Un wedding planner, más que un coordinador de evento, se vuelve creador de experiencias, junto con todos los elementos de la coordinación de eventos, es capaz de desarrollar una ilusión durante el proceso de planeación y hacerla realidad el día del evento, de verdad te hará vivir y disfrutar el mejor día de tu vida.

9. Convocación: El wedding planner tiene la capacidad de hacer aparecer objetos que se encuentran en otros lugares. ¿Se te olvidó el ramo de novia? ¿Hicieron falta calentadores? ¿Llueve?, si tienes alguno de estos imprevistos, no te preocupes, tu wedding planner tendrá la solución al problema, y posiblemente ni te enteres.

10. Duplicación: Habilidad para crear “replicas” de uno mismo. Un wedding planner, jamás trabajará sólo, cuenta con un staff capacitado, que lo acompañará en cada evento, evitándo así dejar cabos sueltos en las posibles variables del evento. Su staff son sus ojos, su boca, sus oídos, así que no te preocupes, no sólo hay 1 persona a cargo de tu evento, hay un equipo de trabajo capaz y profesional que solucionará cualquier imprevisto.

Finalmente no olvidemos que el wedding planner, pareciera que tiene poderes de súper héroe pero somos humanos, que comemos, dormimos y sentimos, sí podemos hacer maravillas y “morirnos en la raya” por un evento y tenemos toda la experiencia para poderte hacer vivir el mejor día de tu vida. Para nosotros el gran éxito es que hemos logrado crear un equipo de trabajo de proveedores y novios insuperable, nuestros clientes están convencidos de contar con un gran equipo de trabajo que respalda su evento. ¡Su tranquilidad va por nuestra cuenta!

Emprendimiento

Lo que las Fotos en Redes Sociales No te Cuentan sobre la Producción de Eventos.

Por lo menos 2 veces a la semana, recibimos correos en la oficina con mensajes como este:

“Hola requiero de una cotización para una boda sencilla, para 250 personas, en Abril, con diseño floral, dj, en una hacienda, espero su respuesta, gracias”.

      No es broma, la gente espera que le cotices un servicio completamente personalizado, en 1 día, algo que al wedding planner, le puede llevar entre 3 y 5 días (dependiendo de la complejidad del evento), incluso más…pero vivimos en la era de la inmediatez, pero al mismo tiempo en la época de la “personalización”, todos quieren que su evento sea único, pero quieren que les digas cuánto cuesta en 5 minutos.

      Creo que esto es resultado de dos situaciones, por un lado, ¡sí! la gente hoy en día está acostumbrada a tener acceso a información de manera inmediata, lo complicado está en que no puedes dar respuesta inmediata si lo que quieren es personalización, porque la personalización requiere tiempo (es un traje hecho a la medida). Por otro lado, como wedding planner, catering, dj´s, productores de eventos en general, nos encanta mostrar el lado “glamoroso” del evento, subimos fotos de las súper producciones listas, porque obviamente eso nos vende y nos vende mucho. Pero no te contamos que para llegar a ese punto, ya le trabajamos unas 8, 10, 12, 14, o hasta 24 horas, que tal vez para cuando tomamos esa foto ya no aguantábamos el dolor de espalda o los pies (así es, siempre).

    Hoy quiero contarte lo que esas fotos de “súper producciones” no te dicen, hay una larga lista de cosas que tú como cliente no ves en esas fotos, pero que alguien con experiencia en eventos sí y sabe (si es profesional) que no te va a poder dar respuesta inmediata, que necesita más información, y que muchas veces para darte información certera en cuanto a lo que requieres, necesitará dedicarle tiempo, incluso una visita a locación, una cita contigo previamente que implica 1 o 2 horas, más todo el trabajo que requiera tu cotización, porque créeme, una boda jamás es “sencilla”, sencillo es irte a casar al registro civil, pero si quieres una locación (jardín o hacienda), banquete, flores y ceremonia civil y/o religiosa el mismo día, la sencillez en esos eventos simplemente ¡NO EXISTE! requiere de muchísima coordinación de proveedores, y hay un gran trabajo detrás, habrá un gran número de personas trabajando en la producción de tu evento “sencillo” y es ahí a donde quiero llegar, para que te des una idea de la gente que trabaja “tras bambalinas” de un evento, y valores el trabajo que hay incluso detrás de una cotización.

    Recientemente en un evento me puse a hacer números de cuántas personas trabajan en una boda. Mi ejercicio lo realicé en una boda para 400 personas con duración de 10 horas, con una producción que requería de 2 días y que además tuvimos que realizar en tan sólo 12 horas, porque no podíamos ocupar la locación antes. A continuación te compartiré el número de proveedores, involucrados y el número de personas que ví trabajando durante el evento, algunos de ellos incluso me compartieron números de personas involucradas desde la producción previa al mismo evento.

  • Locación Jardin Lomas Altas: 7 personas
  • Wedding planner Paula Abreu Weddings & Events: 9 personas de staff (el día del evento), 2 personas en oficina durante un proceso de planeación de 8 a 10 meses (entre 200 y 250 horas), y tres scoutings a CDMX a locación y 24 horas de trabajo continuo por parte de todo el staff
  • Diseño Floral : 9 personas el día del evento (trabajando durante 8 horas previas al evento, y 24 horas el día del evento)
  • Producción e Iluminación Murad Eventos : 9 personas en staff el día del evento (entre ellos cargadores, técnicos, productores, y chofer)
  • Diseño de estructura decorativa: 5 personas para el montaje
  • Dj con montaje “sencillo” : Alrededor de 5 personas (dj, cargadores, técnicos y chofer)
  • Sax para amenizar Javier Cavacini : 1 persona
  • Alquiler de Mobiliario: 15 personas (entre ellos, cargadores, choferes y coordinador)
  • Banquete Gourmet Santi Palacio Catering de 4 tiempos y 3 tornafiestas: 40 meseros, 2 capitanes, y alrededor de 40 personas en cocina, 2 coordinadoras, y me faltan los cargadores, que no tuve oportunidad de contar, pero que considero que por lo menos eran 6 personas.
  • Barra libre: 5- 6 personas
  • Barra de cervezas: 3-5 personas
  • Mesa de dulces: 2 personas para montaje, 1 persona durante el evento.
  • Fotografo Erick Pozos: 3- 4 personas
  • Video Hiram Aguilar: 3- 4 personas
  • Valet Parking: 10 personas
  • MUA (Maquillaje & Peinado) : 2- 3 personas
  • Decoración de la iglesia: 3- 5 personas
  • Música de la iglesia “sencilla”: 4 personas
  • Flores personales (ramos de novia) Dras Flores : 3 – 4 personas

TOTAL DE PERSONAS INVOLUCRADAS : 198 personas (alrededor)

   ¡198 personas! ¡198 familias! que reciben un sueldo por participar en un evento. ¡No son los insumos! ¡No son las flores! ¡No es la silla! Es el trabajo de cientos de personas que reciben honorarios y sueldos a partir de las producciones en eventos. Ya ni siquiera me meto en capacitaciones y cursos, porque eso mejor lo dejo para otro “post”, lo que quiero que entiendas como cliente, como futuro wedding planner, como proveedor de servicios, es que detrás de un evento como los que te piden los clientes (inspiración Pinterest) hay un gran número de personas haciendo que sea posible.

    Ale Souto, propietaria de DRAS FLORES y responsable del diseño de las flores personales para esta boda incluso me compartió, que aparte de las 3 o 4 personas involucradas en la producción de las flores, ella, compra flores en 2 mercados diferentes, entonces, tiene dos días de compras de insumos, porque es muy cuidadosa con la calidad de las flores, no le gusta comprar “lo que encuentra”, le gusta comprar LO MEJOR, porque sabe que todos los ojos estarán puestos en el ramo principal y que la novia, al inspirarse en un ramo de “Pinterest”, está esperando recibir exactamente lo mismo, o rebasar sus expectativas.

      Ojalá este post llegue a muchas personas, y cada vez haya más clientes que entienden que las bodas y la producción de eventos no son un tema sencillo, que implica muchísimo conocimiento, “horas vuelo”, dedicación, profesionalismo, responsabilidad y entrega, porque para que un evento sea exitoso, no es una sola persona la que “mueve los hilos”, es un gran grupo de personas trabajando “largo y tendido” para hacerlo posible. Cuando pidas un descuento, piensa en el gran número de personas que hay detrás para hacerlo posible, cuando mencionas que está “muy caro el servicio”, no es que esté caro, a lo mejor está fuera de tus posibilidades, pero eso es otro tema, los servicios profesionales con renombre y prestigio, llevan años haciendo bien las cosas, no demerites el trabajo profesional de gente que sabe qué es lo que tiene que hacer para cumplir con tus expectativas e incluso superarlas y que lleva años haciéndolo para tener una marca prestigiada y lograr posicionarse.

    Aquí mi consejo: Tú como cliente, cuídate de aquellos servicios improvisados, si tu presupuesto es limitado, disminuye el número de invitados y contrata un salón donde te incluyan todo y todos los eventos sean iguales, la personalización no puede ser un servicio barato, porque requiere de tiempo y experiencia, las producciones en haciendas, jardines, con decoraciones, diseño floral, coordinación total de los servicios y asistencia personalizada durante el proceso de planeación son un lujo y recuerda que lo “Bueno, Bonito y Barato” sólo existe en tu mente, en el mundo real sólo puedes elegir 2 de las 3 “B´s”, tú eliges cuáles prefieres. A ti, futuro event planner, sé consciente de los riesgos y responsabilidad que llevas sobre tus hombros al producir un evento, no demerites nunca en contratar a gente profesional y personas capaces para coordinar y ejecutar un evento, en esta industria un resbalón te puede costar tu carrera profesional. Cobra lo justo por tus servicios y paga lo justo por los servicios que contratas.

www.paulaabreu.com.mx

Emprendimiento, Sin categoría

LA PESADILLA DE SER WEDDING PLANNER

Paula Abreu

pexels-photo-313690.jpeg

Este ha sido uno de mis posts más populares, será porque me nació desde el fondo de mi corazón escribirlo y donde compartí la incómoda realidad que vivimos todos los que nos dedicamos a la organización de eventos. Cada que vuelvo a leerlo me hago consciente del “trabajal” que representa y todo por lo que pasamos durante meses para que nuestro trabajo supera las expectativas de nuestros clientes y sigo sin entender cómo es que hay gente que sigue prostituyendo la profesión que dicen amar tanto. ¡En fin! no todo es miel sobre hojuelas ni glamour, si te quiero dedicar a la organización de eventos porque viste la película de Jennifer López y crees en los cuentos de hadas, te invito a que leas esto (bajo advertencia no hay engaño).

Para todos aquellos que creen que el trabajo de wedding planner, está lleno de amor y glamour, les voy a contar el lado oscuro de la profesión, de lo que casi nadie habla y nadie ve, pero que todo wedding planner profesional padece.

Antes de decidir si quieres ser wedding planner, te invito a que leas y pienses si estás dispuesto a vivir todas y cada una de estas situaciones, porque te aseguro que no te escaparás de ninguna.

  1. Olvídate de los fines de semana: Crecimos condicionados desde la escuela a que tenemos los fines de semana para descansar, si te quieres dedicar a la organización de bodas, olvídate de esto, mientras la gente comienza a dar gracias porque ya es viernes, para ti comienza uno de los momentos más estresantes de la semana, las horas previas al evento.
  2. Tus reuniones familiares pasan a segundo plano: Si tu familia es como la mía “familia muegano”, donde a todos lados van juntos, los fines de semana organizan asados y reuniones familiares, piensa si estás dispuesto a renunciar a cumpleaños, bodas y demás, porque tú seguramente tendrás boda el día que ellos puedan reunirse.
  3. Tendrás jornadas laborales interminables: ¡No sólo el día del evento! durante un evento puedes llegar a trabajar 24 o hasta 30 horas sin dormir, pero durante la semana, en temporada alta, es probable que tengas jornadas de hasta 18 horas diarias y que trabajes de lunes a domingo, sin descanso alguno, es parte del trabajo. Tu teléfono y watsapp no dejarán de sonar en todo el día con mensajes insistentes de novias que les URGE que les respondas en ese preciso momento, aunque para la boda todavía falten 8 meses. ¿Quieres un horario de 9 a 6 pm? olvídalo, aquí no hay descansos, incluso recibirás mensajes de madrugada con carácter de ¡¡¡URGENTE!!!
  4. Padecerás de dolores de espalda y de pies intensamente (probablemente también colitis y gastritis): Hace alrededor de 5 o 6 años, tuve un padecimiento de espalda muy fuerte, no me podía sentar, acostar o vestir sin dolor, era un dolor espantoso, un espasmo que hacía que se me salieran las lágrimas, tuve que ir terapias y rehabilitaciones, mi espalda estaba deshecha, ocasionada por el exceso de trabajo y responsabilidades. Como dice mi mamá “va junto con pegado”, al tener largas jornadas de trabajo y tanta responsabilidad sobre tus hombros, probablemente llegue un punto donde tu cuerpo comience a pasarte la factura. Después de un evento en alguna hacienda o locación grade, donde tienes que ir de un lado al otro durante 20 horas, tus pies terminarán deshechos, la mala noticia es que aún cuando tengas uno de estos padecimientos, tendrás que seguir trabajando, no hay descanso.
  5. Tus necesidades físicas pasarán a segundo plano: Seguro que creerán que estoy exagerando, pero les aseguro que no, y confirmen con cualquier colega, todo profesional en la industria ha dejado sus necesidades físicas en segundo plano por sacar adelante un evento, no sólo no dormimos, muchas veces nos pasamos horas sin comer, porque no tenemos tiempo, incluso hay veces que ni tiempo de ir al baño tenemos, es un hecho lo padecerás, si estás acostumbrado a dormir tus 8 horas y tener 3 comidas diarias, temo decirte que es muy probable que no lo logres en esta industria.
  6. Sentirás que no puedes más y tendrás que seguir: Hay días donde parece que todo sale mal, y trabajarás con niveles de estrés muy altos, presión y frustración, sentirás ganas de sentarte a llorar y la mala noticia es que tú eres el líder de muchos, la cabeza, “el director de la orquesta”, y no puedes darte el lujo de sentarte a llorar lleno de frustración, así que contendrás las lágrimas y deberás seguir porque así lo exige el trabajo.
  7. Olvídate de tu vida social por un rato: El éxito viene junto con muchos sacrificios, si antes eras el alma de la fiesta y decidiste que sería buena idea organizar eventos porque siempre te ha gustado “la pachanga”, te tengo otra mala noticia, si quieres alcanzar el éxito, tu vida social será nula, aún siendo joven, no tendrás energía para irte de antro y andar de fiesta en fiesta cuando puedas… y cuando sean las fiestas y reuniones tu estarás comprometido con el trabajo.
  8. Tendrás que hacer “malabares” para que tu vida sentimental perdure: Mi mejor consejo en este aspecto, es que tengas una pareja poco tradicional, flexible y que entienda tu trabajo y que aprendan a darse tiempo de calidad juntos, porque como organizadores de eventos tenemos un trabajo muy demandante y absorbente. Desgraciadamente trabajamos largas jornadas diarias y los fines de semana, hay eventos que terminara a las 6, 7, 8 o 9 de la mañana. dejas de tener un pie en casa desde 1 día y medio antes o más, hay personas que simplemente no pueden con eso. Si tu pareja está acostumbrad@ a contar contigo los fines de semana y que a las 7.00 pm ya estés en tu casa, olvídalo…tendrás que elegir entre la profesión y la pareja.
  9. Te toparás y lidiarás con gente “bitch” a diestra y siniestra: Parece que están estratégicamente colocados para hacer crecer o destruirte, a pesar de que es una industria que trabaja con el amor, como en todos lados, hay gente que por alguna extraña razón parece que su misión es tratar de hacerle la vida miserable a otro, la verdes es que yo no creía en la maldad de la gente o falta de felicidad que pueden llegar a tener algunas personas, tanta falta, que no se alegran cuando a alguien le va bien, al contrario…se amargan y buscan hacerte daño, la pésima noticia es que de esto no te vas a salvar ni aunque cambies de profesión porque esta gente se encuentra en todos lados, la buena noticia que te tengo es que si tú te enfocas en tu trabajo, en ser mejor cada día y superarte a ti mism@, no pueden hacer nada contra eso.
  10. La gente pensará que tu trabajo es fácil y que cobras “carísimo” por el: ¡Tooooing! así es…todos los sacrificios que uno hace y hay gente que seguirá creyendo que tu trabajo es súper sencillo y que cobras “un dineral” por hacerlo ¡eso rompe nuestros corazones una y otra vez! He escuchado interminables veces la frase: “¿Tanto, sólo por coordinar?” y sí ,acepto que me rompieron el corazón varias veces, hasta que aprendí que existe gente que realmente aprecia y valora lo que hacemos, y que todos y cada uno de mis sacrificios debe de tener un costo, hoy en día pienso que para todos los sacrificios que hacemos, no cobramos tanto como deberíamos, sobre todo he aprendido, que aquellos que regalan su trabajo, en realidad no saben todos los sacrificios que conlleva hacerlo bien.

Por último quiero aplaudir a todos los guerreros en esta profesión, sólo nosotros sabemos el esfuerzo y sacrificio que representa cada uno de los eventos, no cualquiera está dispuesto y por eso mi más grande reconocimiento y admiración para todos lo que estamos dispuestos a “morir en la raya” por un evento. Sin duda no es una profesión fácil, se necesita vocación y sacrificios para lograr un buen trabajo, si decides dedicarte a la organización de eventos y bodas, asegúrate de estar consciente y dispuesto a realizar todos estos sacrificios para cumplir en tiempo y forma tu trabajo y por favor no prostituyas más esta profesión, si no estás dispuesto a dar lo mejor de ti mejor dedícate a otra cosa.

pexels-photo-256737.jpeg