bodas, Chispa y corazón, Emprendimiento, Tendencias, wedding blogger, workshops

Las 5 claves para que esa “novia encantadora” no se convierta en una “Bridezilla”

Todos hemos pasado por ahí…hemos llorado y sufrido con esas clientas difíciles, que talvez al inicio parecían “dulces y tiernas” y después se convierten en una “Bridezilla del terror”.

La buena noticia es que todo tiene solución, la mala y que no te gustará tanto leer, es que sin duda una “Bridezilla” se comporta así porque tú diste pauta para eso.

Así que antes de que “tires la toalla” y sigas llorando por los rincones, lamentándote y preguntándote “¿por qué a mi?” te compartiré estas 5 claves que evitarán que tu cliente sufra una “transformación” indeseable.

1. Conoce a tu cliente: He tocado este tema incansablemente en varios posts y lo hago de nuevo, porque para mí es como el “talón de Aquiles” del emprendedor, por enésima vez ¡No todos son tus clientes! Tienes que conocerlo y definirlo a detalle, para que haya un “engagement” real con tu marca. Si vas “pepenando” por el mundo a cualquier cliente no te estás enfocando y basicamente entras en la competencia por el precio. Dedícate a definir el perfil de tu cliente y estúdialo a fondo, sólo así reconocerás sus necesidades y podrás crear productos y servicios a su medida.

2. Pregunta por qué te eligieron: Sin pena y sin miedo, es importante que sepas en realidad porqué el cliente te prefiere a ti y no a tu competencia. Ese será tu diferenciador. Si te mencionan que es el precio (porque tú eres más barat@), llora, sécate las lágrimas y empieza una estrategia que te permita diferenciarte y posicionarte por lo que representa tu marca y deja de competir por precio. El cliente que valora tu marca será feliz contigo desde el día 1. El cliente que te contrata porque fuiste el más barato ya te tomó la medida y sabe que puede pedirte más a menor precio, se lo demostraste en tú cotización (¡Sí! ¡Llora!)

3. Establece un sistema de trabajo: El experto eres tú, no el cliente. Establece y comparte con el cliente, tu sistema de trabajo, explícale qué implica cada actividad, por qué lo haces así y con cuánto tiempo se requiere, guíalos, resuelve todas sus dudas, le tienes que demostrar que eres un profesional en el tema y que lo ayudarás de principio a fin hasta lograr sus objetivos.

4. ¡Aprende a decir no!: Sé honesto, hay cosas que por más que queramos hacer para evitar decirle que no al cliente, es complicado sobretodo cuando el presupuesto se ve comprometido. Si por miedo a perder al cliente a todo dices que sí y después el cliente no ve resultados, obviamente se va a convertir en una bridezilla y con justa razón, tú prometiste algo y no estás cumpliendo con las expectativas, así que evita meterte en problemas “gratis” y aprende a decir: “Lo siento, no se puede hacer lo que me solicitas en esas condiciones” . El cliente valora muchísimo la honestidad, dale opciones y explícale razones. Recuerda esto aprender a decir que no es básico en el proceso de posicionamiento de una marca.

5. Sé claro, flexible y comunicativo: Este punto implica varias cosas que debes de tomar en cuenta, pero en general quiero que entiendas que estás para ayudar a tus clientes y resolverles lo que se requiera, ¡sí! hay que ser conscientes de nuestras limitaciones y comunicárselas, pero tú papel deberá ser el de darles tranquilidad y que se sientan apoyados. Algunas de las acciones dentro de este punto que deberás tomar en cuenta:

– Ofrece varias propuestas que puedan interesarles y no sólo una.

– Responde mensajes y correos de forma asertiva y rápida.

-Establece horarios de trabajo y hazle entender al cliente que eres humano y no una aplicación (aunque no lo creas, hoy en día hay que aclararlo).

– Ponte en los “zapatos del cliente”: Trata como te gustaría ser tratado, resuelve como te gustaría que a ti te lo hicieran.

Soy fiel creyente que un mal cliente es nuestra responsabilidad, espero estas claves te ayuden para ir transformando tu forma de trabajo y comiences a trabajar con esos clientes que siempre has soñado.

¿Te gustó? Comparté y suscríbete a mi canal de Youtube.

Paula Abreu Wedding Expert

Experta en Bodas, Capacitaciones & Conferencias

http://www.paulaabreu.com.mx

Emprendimiento, Sin categoría

Las 25 frases que dice el cliente y que le estruja el corazón al wedding planner.

pexels-photo-14303.jpeg

Entedemos, como wedding planners, que el cliente generalmente no tiene ninguna experiencia en el proceso de planear una boda, es por eso que funcionamos como una consultoría integral, pero hay frases, que se vuelve épicas, y que van pasando de un cliente al otro, frases que muchas veces lo único que nos muestran es que hay una falta de valor hacia el trabajo ajeno. Me encantaría que todos lo leamos como clientes, y nos demos cuenta, del valor que hay sobre la profesión de otra persona, ningún trabajo es sencillo, porque entonces no pagarían por hacerlo, démosle valor al trabajo de los demás y respetemos cada profesión.

A lo largo de los años, estas son las frases que todo wedding planner con experiencia ha tenido que enfrentar, y hasta hemos aprendido a formar un “caparazón” para ya no estresarnos, o preocuparnos, comenzamos con la idea de compartir 10 frases, llegamos a más de 25 durante la redacción, y fue imposible no compartírselas, aquí las mejores y más celebres.

1. “La nube es barata, ¿no?, quiero decorar la iglesia con nube”

2. “Todo ese dinero ¿sólo por organizar la boda?”

3. “Tu COMPETENCIA, me da lo mismo y más barato…”

4. “ Quiero algo bueno, bonito y barato”

5. “ La verdad es que lo que cobras es mucho, para lo que necesito”

6. “ La comida es lo de menos…la gente va a “chupar” a las bodas”

7. “ Son 300 invitados, y tengo de límite $100,000 ya con todo”

8. “ Me puedes armar una cotización con todo, y ya de ahí vemos si nos quedamos contigo”

9. “ Si te contrato, tus proveedores ¿me cobran menos?

10. “ ¿Le puedes decir a tu proveedor que baje a su precio?, es que si lo quiero, pero la verdad es mucho lo que cobra.

11. “¿Nos podemos ver en domingo a las 9.00 de la noche?, es la única hora que puedo”

12. “Yo conozco a una señora que cocina bien rico, estamos pensando pedirle que ella haga el banquete y a ti te pedimos el mobiliario y todo lo demás”

13. “¿Qué crees? lo que pasa es que el lugar me pone todo, ya no voy a necesitar de tus servicios”

14. “¿Cuánto es lo menos?”

15. “ Oye…¿qué crees? se me va a complicar llegar a la cita” (3 minutos antes de la cita)

16. Un amigo me va a regalar unas decoraciones, tú te haces cargo de ponerlas y quitarlas, ¿verdad? (aplica también con la mesa de dulces)

17. “¿Porqué me recomiendas un fotógrafo que cobra $45,000, si yo ví en Facebook uno que cobra $5,000?”

18. “Estoy pensando decirle al señor de las flores del panteón que me haga estos centros de mesa (y muestra imagen de Pinterest)”

19. “En mi boda van a ir muchas parejas, seguro de ahí te salen más clientes, déjamelo más barato, ándale, yo te voy a super recomendar”

20. “Tú puedes pasar por… (el pastel, flores de la iglesia, alcohol, etc…) para llevarlo a la recepción, es que el flete es carísimo”

21. “Yo creo que tu información está mal, porque yo ví en un blog y unos amigos me dijeron que…”

22. En el evento: “ me acaban de cancelar dos personas, entonces, vamos a cambiar de lugar a otras personas…”

23. Después de enviada la “orden del evento”: ¡Van a ser 10 personas más!

24. Si se alarga la boda me puedes dejar unas sillas y unas mesas, no más para que la sigamos ahí, es que el lugar es ilimitado.

25. El trámite religioso y civil es personal: “¿Puedes tú ir a hablar con el sacerdote para que nos ayude con los papeles”.

Queridos clientes, como trates serás tratado, no demerites el trabajo profesional de gente preparada y honesta, que todos los días trata de hacer su mejor esfuerzo y darte lo mejor como cliente, somos muchos los profesionales que nos partimos el lomo todos los días, y que buscamos aportar lo mejor a una industria muy competitiva y que desafortunadamente está llena de gente poco profesional que dice serlo, no caigas en manos de ellos desvalorizando el trabajo profesional de otros.

Por último, hay una frase que nos paraliza el corazón, hace que nos tiemblen las piernas y que hace que escuchar las anteriores 25 durante 6, 8 o 12 meses haya valido la pena: “Muchas gracias por todo, fuiste la mejor inversión para la boda, todo salió increíble, gracias a ti pude disfrutar del mejor dia de mi vida”.

Por todo eso: ¡ Gracias a ustedes por su confianza y valor hacia nuestro trabajo!

Estoy entusiasmada por saber más de ti:

chispaycorazon@gmail.com

hola@paulaabreubodas.com

www.paulaabreu.com.mx

pexels-photo-256737.jpeg