bodas, Chispa y corazón, Real Weddings, Tendencias

¿Qué son y cómo surgen las Bodas con Causa?

 

midsection of woman making heart shape with hands
“Ayudar a otro es un privilegio, agradece la oportunidad de poder hacerlo”. 

   Todos los días de mi vida, agradezco de corazón, estar en donde estoy y de dedicarme a esta hermosa profesión llena de amor y tan noble, donde puedes ser cómplice y testigo del amor tan grande que se tienen las parejas. Me considero una mujer extremadamente afortunada y bendecida, tengo el privilegio de vivir de mi pasión y hacer lo que más me gusta en esta vida, que es organizar bodas. 

  Sin embargo, no soy indiferente a todas las injusticias y necesidades que tienen otras personas, que no han tenido la misma suerte que todos nosotros,  desde el perro “callejero” que busca entre las bolsas de basura porque tiene hambre, las decenas de familias con “el corazón en suspenso” en una sala de hospital público esperando noticias de sus seres queridos enfermos o con alguna complicación, la gente de la tercera edad que te empaqueta las bolsas en el supermercado y que tienen que estar de pie largas horas, en lugar de poder tener una vejez cómoda en su hogar; todas estas escenas que vemos en nuestra vida cotidiana, me sensibilizan, me mueven.  Soy firme creyente que todos somos agentes de cambio, lejos de quejarnos de lo mal que pueden llegar a estar las cosas, creo firmemente en que todos somos capaces de marcar una diferencia en este mundo. 

  Los que nos dedicamos a la organización de eventos, estamos acostumbrados a manejar cifras considerables de dinero y a distribuirlo entre los diferentes proveedores. Es así que un día haciendo un desglose de pagos previo a una boda, pensé: “¿y si un poquito de todo este dinero llegará a aquellas personas o causas que lo necesitan?” . 

   Fue entonces que pensé que si realmente quería comenzar a hacer esto, tenía que empezar yo misma a hacer la diferencia, tendría que ser la primera en dar mi aportación, para poder así convencer a los clientes de hacerlo, después se me vino a la mente que tal vez el cliente podría tener sus dudas y lo último que quería que pensarán es que yo podría  “sacar partido” del proyecto, porque al final, lo que me interesaba era poder ayudar a las causas que lo necesitan; así que llegué a la idea que para motivar a la parejas a sumarse a este proyecto y ayudar, ellos mismos elegirían la causa y que nos contactáramos con fundaciones pequeñas, donde la ayuda realmente llegara a los que más lo necesitan y se entregara  en forma de “especie” por medio de los mismos novios y Paula Abreu Weddings & Events, de esa forma el amor que se tienen el uno al otro trascendería ayudando a aquellos que no han tenido nuestra misma suerte.

   Después de pulir la idea; en esa época estaba en proceso de organizar mi primer boda igualitaria, se los compartí a las novias y sin dudarlo me dijeron: ¡Nosotras queremos ayudar! establecimos un monto para la ayuda, y ellas eligieron la causa: Un albergue de perritos rescatados del maltrato y de vivir en condiciones deplorables en la calle, que reciben rehabilitación y son puestos en adopción. La entrega la hicimos después de su boda, y ha sido una de las experiencias más increíbles que viví en 2015. Me atrevo a decir que las parejas participantes en Bodas con Causa, son parejas más felices y agradecidas, después de vivir la experiencia, simplemente por sí sola, los vuelve más humanos, sin duda ayudar es uno de los privilegios más grandes que tenemos los seres humanos.

   A partir de ahí, decidí que Bodas con Causa tendría que seguir creciendo. La meta, es que no sólo las parejas y Paula Abreu Weddings & Events, hagan las donaciones, sino que los proveedores que participen en cada “Boda con Causa” se sumen a la ayuda, y que cada vez más gente se sensibilice y desde donde está ayude  a diferentes fundaciones o hacer una entrega bastante considerable, así mismo una de mis metas personales es que todas las bodas que organicemos sean una “Boda con Causa”, porque simplemente creo que es una experiencia que todas las parejas deben de vivir.

  Al día de hoy hemos ayudado a personas con sus tratamientos contra el cáncer, a niños enfermos con padres con recursos limitados que no pueden pagar sus tratamientos, fundaciones que rescatan perros de la calle y les dan un hogar, asilos, orfanatorios, mujeres en situación de calle, fundaciones que apoyan a mujeres indígenas, causas, hay muchas, ojalá cada vez más gente se sensibilice y reconozca que todos y cada uno de nosotros somos un agente de cambio que puede hacer la diferencia desde donde está.

“Queremos que el amor entre las parejas trascienda y llegue a las personas que más lo necesitan, se requieren muchos cambios en este mundo, comencemos desde ahora a marcar la diferencia”.

BODAS CON CAUSA FLYER

Emprendimiento

Pawer Challenge Special Edition: Procesos de Planeación y Cómo cobrar

 mesonsacristia (2 de 36)

Foto: Uriel Mateos

     Durante el proceso de emprendimiento, cuando comenzamos, la verdad es que lo único que queremos es ¡Tener clientes! estamos enfocados en vender y vender, pero una vez que ya conseguimos a los clientes llega el siguiente paso, cómo lograr atender a todos esos clientes sin perder la cabeza y cómo saber si realmente estás cobrando lo justo por tu trabajo o “terminas poniendo como las gallinas”.

     Esto lo he visto en mis recientes cursos, cuando hacemos el Taller de los 12 pasos para destacar en tu industria y el taller de ventas, he notado que muchos de los que asisten ni siquiera saben cómo deben de cobrar y cómo llevar sus finanzas, y lo peor es que en lugar de tomar acción, muchos prefieren hacer caso omiso y seguir enfocándose únicamente en tener clientes ¿pero de qué sirve que trabajes y trabajes toda tu vida si tu cuenta en el banco seguirá intacta? ¿ de qué sirve que te esfuerces por tener clientes si cuándo los tienes, eres un completo desorden, no hay ni pies ni cabeza en tus procesos y no sabes cómo organizar a tu equipo?

mesonsacristia (20 de 36)

Foto: Uriel Mateos

 Estos temas son imprescindibles para el crecimiento de cualquier negocio y como emprendedor aveces debemos de ser realistas tomar conciencia y acción para que las cosas realmente comiencen a tomar forma y no solo trabajes por trabajar sino que realmente estés construyendo las bases para lo que en un futuro será tu patrimonio.

  Si te has identificado con estos puntos, no puedes perderte la edición especial de este Pawer Challenge Special Edition, donde tocaremos temas como: 

  • Etapas del evento / proyecto
  • Procesos de planeación y organización 
  • Logística 
  • Manuales & Checklist 
  • Cómo cobrar mi servicio 
  • Aplicaciones 

Este curso como los anteriores, está dirigido no únicamente a wedding & event planners, si tú eres fotógrafo, maquillista, diseñador/a floral, o simplemente emprendes y no tienes idea de cómo organizarte ni como cobrar tu servicio ¡NO PUEDES FALTAR!

Próximo 28 y 29 de Mayo en Puebla, Hotel Mesones Sacristía

¡ Sólo 5 lugares disponibles! ¡Aparta tu lugar! Envía un correo a:

chispaycorazon@gmail.com

www.paulaabreu.com.mx 

624839922a814a02ad9a906feaa3dcf8

 

Sin categoría

¡Ahora sí! Cumple tus propósitos: ¿Cómo bajé 15 kilos? ¡Sí se puede!

belly-body-clothes-diet-53528.jpeg

 ¡Ahora sí! Estamos a nada de la segunda semana de Enero y este año quiero que todos logren sus propósitos y alcancen sus metas. Enero es el mes de los “Ahora sí”: ahora sí voy a ir al gym, ahora sí voy a bajar de peso, ahora sí voy por el aumento, ahora sí pongo mi negocio, y demás… ¡Bueno! pues quiero compartir contigo mi primer logró que empezó desde Septiembre del año pasado, pero que apenas la gente se percató o apenas se volvió muy notable.

    En Septiembre de 2017 hace 4 meses, me decidí, tuve un trabajo de introspección y la verdad es que no me sentía cómoda en mi cuerpo, me dolía la espalda, las rodillas, tenía esos “achaques” a los que se le puede echar la culpa a la edad, pero la verdad es que no me resigné y sentía que estaba dejando de ser yo misma.

    Pocos lo saben, pero yo me dediqué a dar clases como instructora de Tae Bo, Kick Boxing, Pilates, Baile (hip hop, jazz, bhangra) durante 12 años, osea “Fit” estuve durante 12 años de mi vida, donde hacía alrededor de 4 horas de ejercicio por lo menos, después me dediqué de lleno a las bodas, y fue como si la “Paula Wedding Planner” empezará a “opacar” a la “Paula Bailarina e Instructora”, y no me sentía bien, porque no me sentía completa, por un lado el negocio de las bodas era un éxito, pero por otro lado yo me estaba convirtiendo en alguien que no era y mi cuerpo lo estaba reflejando.

    Varias veces intenté ir con nutriólogos que se convertían en “Epic Fails” con algunos en lugar de bajar, hasta subía de peso…¿qué estaba pasando con mi cuerpo? era obvio que mi metabolismo había cambiado, y que tenía que hacer algo. Así que me enfoqué en  percibir cómo se sentía mi cuerpo después de comer ciertos alimentos. Descubrí que era adicta a los azúcares, como estoy segura que muchos lo son, amaba el pan, los dulces, comía poca proteína, amaba el queso, era yo como un ratón, todos los quesos que quieran me los podía devorar, pero sin duda, mi energía estaba por los suelos, no podía ir al gimnasio porque literal no me podía ni parar de la cama del cansancio que tenía, y nunca había tenido un momento tan sedentario en mi vida, pasaba 14 o 16 horas sentada frente a una computadora entre semana, eso sí los fines de semana con las bodas, andaba  como loca, subiendo y bajando, parada hasta 18 o 20 horas…al día siguiente por supuesto en modo zombie…así se me estaba yendo la vida ¿te suena familiar?, eso no es vivir, así que necesitaba tomar acción.

 Al ser consciente de cómo respondía mi cuerpo después de comer ciertos alimentos, identifiqué qué era lo que me estaba haciendo daño…¡y qué creen! les aseguro que lo mismo que a mí me estaba haciendo daño se los está haciendo a ustedes…estamos dejando de comer comida real, y estamos llenando nuestra dieta de procesados, que quién sabe qué es en realidad lo que estamos comiendo, una cosa sí te digo, es mito eso de que prefiero ser “Gordo Feliz” no es verdad, yo estaba gorda, y cero era feliz, no podía bailar, ni ir al gym, y cada vez mis pantalones me apretaban más, la comida me estaba matando, ¿te suena?

  La realidad aunque no queramos ser conscientes de ello es que somos lo que comemos, así que decidí ser más consciente de lo que me llevaba a la boca, qué era lo qué necesitaba mi cuerpo, se venía el Congreso Latinoamericano de Bodas y la temporada alta, cómo iba a hacer para sobrevivir si mi energía era nula. Necesitaba tener energía, y la forma de obtenerla era a través de los alimentos, necesitaba vitaminas y minerales, proteínas así que cambié radicalmente mi forma de comer.

   Eliminé el pan y la tortilla, las papas, cero azúcar,  le dije adios a los lácteos, sólo no renuncié a mi “chorrito” de leche en mi café de  las mañanas, el resto ¡Adiós! y comencé a consumir, muchas verduras (verde), frutas, adiós a los jugos, y mucho menos a los procesados, si necesitaba azúcar, mi fuente serían las frutas, comencé a comer más proteína pero de carnes blancas, pollo y de preferencia pescados, y sí me entró el complejo de “radiador” a tomar agua todo el día…tardé unos 10 días en ver el cambio, pero una vez pasando esos 10 días, fue como si metabolismo volviera a ser el de “la bailarina”, tenía muchísima energía, me sentía más concentrada, y comencé a ver los cambios.

    Para no “tirar la toalla” a los primeros 4 kilos bajados, me puse metas pequeñas, tenía que mantener el plan 15 días, y después de ahí, otros 15 días, me daba un día de receso, los domingos…funcionó, bajé al mes 4 kilos, sin matarme en el gym, porque tenía tanto trabajo en la oficina, que debía comenzar mis citas muy temprano y terminarlas muy tarde, así que te puedo constatar que tu cuerpo es el resultado 70% de lo que comes y 30% de lo que te ejercitas, no tiene ningún caso que te mates 2 horas en el gym, si le vas a entrar con ganas a un montón de comida que te hace mal.

    Para mi la clave y creo que el gran cambio está en ser conscientes de lo que estamos comiendo, y pensar si realmente tu cuerpo necesita de eso, o sólo te estas comiendo tus emociones, yo me las estaba comiendo, y fui consciente, así que decidí que si estaba triste mejor lloraría, si estaba estresada lo diría y lo mismo si estaba enojada, pero no podía tapar mis emociones o cambiarles a través de la comida, porque eso no me estaba ayudando.

   El cambio se nota en lo físico pero sin duda, creo que el gran cambio viene de adentro. La consciencia de entender que nuestro cuerpo es un templo y nos acompañará el resto de nuestras vidas, te hace pensar dos veces cómo lo quieres mantener.

  Así que las claves, si tu meta es bajar de peso, lo que a mi me funcionó fue:

  • Conciencia: ¿Realmente necesitas o te ayuda eso que te estás llevando a la boca? ¿Te está aportando suficientes nutrientes?
  • Metas cortas: Empieza por ponerte una meta de 15 días, te aseguro que te sentirás tan bien que seguirás.
  • Come lo más “limpio” posible: Muchas frutas, verduras, di adiós a todo lo “enlatado”, si vas a comer pan, que sea pan de granos enteros y para reconocer que es de buena calidad, éste debe de ser “pesado”, come leguminosas y arroz en porciones controladas. Consume pescados como fuente de proteína, y si de grasas se trata sólo aguacate y aceite de oliva.
  • Aplaude tu progreso: Por más pequeño que sea, siéntete orgullos@ de tus avances, sólo recuerda que no debes premiarte con comidas no permitidas 😉