bodas, Chispa y corazón, Cursos, Sin categoría, Tendencias, Travel, wedding blogger

Congreso de Bodas LAT ABC RD: Latinoamérica fuerte y unido a través de la industria de las bodas y romance.

 IMG_20180916_115852_424

     Regresamos de la 8va. edición del Congreso de Bodas ABC LAT celebrado por primera vez en Santo Domingo, República Dominicana y que fue encabezado de nueva cuenta por Kitzia Morales & Minty Castilla (IADWP – International Association of Destination Wedding Professionals-) y trabajando de la mano con ABC Latinoamérica (Association of Bridal Consultants) y con ABERD (Asociación de Bodas y Eventos de República Dominicana).

    Lo primero que les quiero compartir es esa alegría y disfrute que me generó ver de nuevo a tantos colegas que año con año asisten, que me han inspirado durante tanto tiempo, que se convirtieron en mis “primeras mariposas amarillas” y que han sido guías, confidentes y amigos. No saben qué alegría seguir viéndolos y seguir compartiendo con ustedes y en esta ocasión “volar juntos”.

    Este congreso lo viví de manera muy especial ya que es la primera vez que participo en el mismo como panelista y porque es un evento que, sin lugar a duda, ha sido un parteaguas en mi carrera profesional y que por pequeña que haya sido mi participación, ha sido todo un honor poder contribuir y compartir algo de mi aprendizaje y abonar al logro de objetivos.

      Pero más allá de mi participación, quiero decir que en esta ocasión siento que se vivió un ambiente diferente, un ambiente en el que toda América Latina se sentía una sola. Compañeros y compañeras de Guatemala, Argentina, Perú, Paraguay, República Dominicana, Venezuela, Puerto Rico, Panamá, Colombia y por supuesto México, compartimos éxitos y fracasos dentro y fuera de los talleres y conferencias. Sentí un compañerismo sin igual, en el que lo importante era no “como nos viéramos”, sino quiénes somos después de las maravillosas o terribles experiencias, con ganas de compartir y darnos la mano unos a otros para seguir avanzando, sabiendo que todos podemos poner nuestro “granito de arena” para cambiar el futuro de esta industria, para dejar de criticarnos los unos a los otros, comenzar a escuchar la diversidad de opiniones y encontrar puntos en común.

    Son muchas las cosas que se vivieron en este Congreso y sería imposible escribir con lujo de detalle en este blog. Una cena de bienvenida con una producción tan impresionante que rebasaba cualquier “Special event”; Adrián Pavia y Lorena Farina creando un “stand up” en donde se compartían puntos clave en el desarrollo de una empresa de eventos; David Caruso diciéndonos cómo destacar en la industria; Fernanda Díaz recordándonos que la creatividad no tiene límites en un evento; Mari Carmen Obregón que como siempre nos dejó sin palabras; Alex Gaudiano que más que mostrarnos su maravilloso trabajo nos enseñó que debemos estar preparados para resolver cualquier tipo de problema o imprevisto; Camelú Millán que de un modo muy divertido ilustra que los fracasos son el camino para ser mejores; Mario Ayala mostrándonos lo fantástico que es Guatemala como destino de romance; Diana Sandoval motivándonos a no “tirar nunca la toalla”; Elizabeth Petersen siendo (como siempre) una gran guía para mejorar nuestras estrategias de ventas; y tanto pero tanto más (gente, cursos, talleres, charlas de pasillo, conferencias, relaciones públicas, comidas, chistes, cantos, etc.) que concluyeron con una fiesta espectacular en la playa y para algunos, literal en el mar.

   Gracias IADWP por la gran lección que nos dieron. Después del Congreso del año pasado, del cual como saben realicé toda una serie de críticas (las cuales creo y espero se entendieran como constructivas), me hacen recordar una vez más que las fallas son nuestro mayor aprendizaje y el Congreso de Santo Domingo fue tan maravilloso en todos los sentidos que nos deja las expectativas bien altas para Guadalajara 2019. Este Congreso me re-enseñó que lejos de las grandes producciones que vivimos (y que estoy segura de que en Guadalajara también veremos), si queremos que las cosas sean diferentes tenemos que SER diferentes y que está en nuestro poder hacer los cambios, aportando, compartiendo, sumando para que esta industria se fortalezca y que las bodas destino en América Latina continúen ganando terreno. Todo eso se puede, siempre y cuando sigamos trabajando juntos y con ganas de compartir, de vernos como humanos y amigos antes de vernos como competencia o “rockstars de las bodas”. Eso hoy en día, creo que está de más.

    Me quedo con el compromiso de seguir trabajando ya no solo para Puebla o México, sino para América Latina, porque juntos podemos lograr cosas impresionantes (como la producción del WOW PARADE a cargo de Mari Carmen Obregón, que no se hagan, a varios se nos “cayó la baba” con el nivel de producción de este año, simplemente ¡IMPRESIONANTE!). ¡Sí! Santo Domingo nos deja “la vara bien alta” a nivel personal y profesional.

  Tengamos todos presente que como asistentes al Congreso (sea el papel que desempeñemos) estamos para compartir y construir, para ser la mejor versión de nosotros mismos como latinos. Se lo debemos a nuestra industria que tanto nos ha dado, comprometámonos todos a dar lo mejor de nosotros y sigamos avanzando juntos y como equipo, porque Santo Domingo ya nos dio una pequeña muestra del gran resultado que podemos lograr.

         Gracias IADWP, ABC Latinoamérica, y ABERD por poner el ejemplo, por generar estas emociones y por lograr que nuestra industria en América Latina se sienta tan unida y fuerte para que simplemente queramos hacer mucho más juntos. Me siento muy honrada y agradecida de poder haber puesto “mi granito de arena” en este increíble Congreso. ¡Gracias infinitas y nos vemos en Guadalajara 2019!

 “Sigamos avanzando juntos y como equipo, porque Santo Domingo ya nos dio una pequeña muestra del gran resultado que podemos lograr”.